Hubo fuerte polémica por los vuelos de la muerte en La Escuelita

El testimonio de un piloto enfrentó con fiereza a la defensa oficial con la fiscalía. El miércoles declarará un mecánico militar que para la defensa es esencial, aunque para la fiscalía fue cómplice.





“Trajeron a un posible piloto de los vuelos de la muerte para alivianar la situación del imputado Capella y la primera impresión que tenemos, es que sucedió todo lo contrario”, sostuvo el fiscal José Nebbia.

La crudeza de a impresión de la fiscalía se produjo al término de la primera audiencia en la que comenzaron a declarar los testigos de la defensa , en el juicio que se lleva a cabo (en la sede de AMUC) por delitos de lesa humanidad.

La jornada arrancó con polémica cuando la fiscalía se opuso a que declare uno de los testigos de la defensa, el mecánico militar Antonio Florentin Colombo, por considerar que es cómplice de Capella en los traslados clandestinos de las y los desaparecidos al V Cuerpo.

Luego de un fuerte cruce con las defensoras Gabriela Labat y Celia Delgado, el tribunal rechazó la oposición de la fiscalía.

Igualmente Colombo no alcanzó a declarar, porque el primer testigo presentado como un experto en aviación, Carlos María Martínez Junor, habló toda la mañana.

Colombo fue citado para el próximo miércoles, en la apertura de la jornada.

Y el testimonio de Martínez terminó en forma abrupta pasadas las 13, cuando la fiscalía le preguntó qué sabía de los vuelos de la muerte.

Ante los reclamos de la defensa pública, el presidente del tribunal, Alejandro Cabral, le advirtió que las preguntas no podrían avanzar hacia una autoincriminación del ex piloto militar, que ya habia hablado por más de dos horas.

El fiscal José Nebbia desistió de hacer más consultas al testigo y la acusación se llamó a silencio, y la audiencia finalizó con apenas unos minutos de preguntas de los acusadores.

Los traslados nocturnos de 20 detenidas y detenidos, con los rostros cubiertos, de noche, atados y en medio de la tortura hacia el centro clandestino del V Cuerpo es el aspecto central de este séptimo juicio. Todas y todos fueron llevados en avión a la tortura en Bahía. Ocho no regresaron. Algunos fueron traídos de vuelta a la U9, pero desaparecieron después, como el caso de Miguel Pincheira.

Hay dos teorías: la el fiscal que en esos vuelos se trasladaba detenidos y la de Defensa de que en esos vuelos no había detenidos”

Alejandro Cabral, presidente del Tribunal, al autorizar una declaración

La defensora Celia Delgado aseguró que el mecánico militar, que acompañó a Capella en todos sus vuelos en 1976, no participó de esos vuelos nocturnos e ilegales y por eso lo citó como testigo. También dijo que no era el piloto de los vuelos clandestinos. “Capella no fue parte del ilícito”, sostuvo.

Ayer Martínez dijo que Capella era el único piloto que comandaba el avió AE 106 que estaba a disposición del V Cuerpo en 1976. “Antes estaba en Campo de Mayo”, dijo Martínez . Explicó que conocía la aeronave porque había sido copiloto de ese avión “antes de que se fuera el V Cuerpo” en 1974 ó 1975, según recordó.

Dijo que era un avión ejecutivo, que tenía 9 plazas (8 sentados y un mecánico), el espacio para el piloto y el copiloto.

“Ningún piloto puede ser tan estúpido en mal cargar un avión, no hay mucho lugar para llevar gente en el piso, se desbalancea el avión y con eso no se juega”, sostuvo. Aseguró que estaba pintado de verde en la panza y las alas, mientras que el resto era blanco y que tenía la inscripción de Ejército Argentino en un costado en amarillo.

Abrupto fin de jornada

“No tengo la menor idea, en las charlas que tengo, no se habla de eso”, respondió ayer el ex piloto militar, Carlos María Martínez cuando el fiscal José Nebbia le preguntó si conocía la existencia de los Vuelos de la Muerte.

Cuando el fiscal le dijo que se desarrollaba un juicio sólo con los casos del uso de la aeronavegación para desaparecer personas en 1976, respondió que” no tenía constancia” de eso.

Después de la insistencia en conocer dónde se desempeñaba en 1.976, dijo que en ese año era instructor del comando de aviación en Campo de Mayo. Y aseguró que había traído de Italia, los aviones apodados como “herculitos”, para llevar carga pero de una dimensión menor a la de un Hércules.

“Esos aviones partían de Campo de Mayo y tiraban gente viva al río de la Plata; me llama la atención que la defensa traiga a un juicio de lesa humanidad como perito a una persona que por su lugar y función, pudo ser de esos pilotos. El testigo modificó su tono y postura suelta y se mostró parco e inclusive ocultando datos, hasta para decir quiénes eran sus superiores, entre ellos, Delsis Malacalza, uno de los que está imputado por los vuelos”, dijo.

Experto desacreditó los vuelos

Convocado por la defensa pública como experto, un ex piloto militar aseguró que en los aviones que se usaban en el V Cuerpo no pudieron ir “apilados” cuerpos al azar, que esto produciría un desbalance con riesgo de caída.

Carlos María Martínez era piloto militar, luego se especializó como aviador con el grado de capitán del Ejército, dejó la vida militar y se dedicó a la aviación civil después de 1.977, por circunstancias que no aclaró ni le preguntaron.

“No volar controlado es una transgresión a la normalidad”, dijo Martínez frente a los jueces. Aseguró que todos los vuelos estaban registrados y controlados por terceros en su trayecto.

Sostuvo que “no había otro piloto” en el V Cuerpo en 1976 que no fuera Juan José Capella -que tenía un copiloto- y que en 1976 conducía el AE 106, que había estado antes en Campo de Mayo.

Aseguró haber pilotado esa aeronave antes que Capella y que sabía que su operatividad dependía directamente del Comandante del V Cuerpo, ya fallecido.

Explicó que era “ejecutivo” porque tenía un asiento una mesita y otro asiento a cada lado, además de un sillón de cuatro plazas.

Sostuvo que en 2012 se lo modificó, y que esa disposición interior se cambió por asientos para 14 ó 20 plazas, pero “es el mismo avión que estaba en Bahía Blanca, está operativo”, sostuvo.

Ayer el Tribunal Oral Federa informó que la aeronave fue solicitada para ser periciada en el aeropuerto Domingo Perón, e indicó que del procedimiento podrán participar los sobrevivientes de los vuelos que estén interesados el día de la inspección.

Testimoniales citados por la defensa

Son 15 acusados de Inteligencia del Ejército (del V Cuerpo y de la región) jefes de la federal, comisarios rionegrinos y un civil de Inteligencia.

9-12-2020 Inicio del séptimo tramo del juicio “La Escuelita”. La lectura de la acusación y las indagatorias se realizó hasta el receso judicial.

10-02-2021 Inicio de los testimonios de las víctimas y sus familiares. Todos los miércoles a las 9 en Avenida Argentina al 1.600 hay audiencia con la declaración de testigos en sala y virtual, con aforo de 20 personas.

02-06-2021 El tribunal amplió la indagatoria por violación a 12 de los 15 acusados que llegaron al juicio por torturas, desapariciones forzadas y homicidios ocurridos en junio de 1976.


Comentarios


Hubo fuerte polémica por los vuelos de la muerte en La Escuelita