Hugo Fattoruso y el regreso de los inexplicables Shakers

La banda uruguaya acaba de editar “El karma”, un inédito de la reunión del 2005. En una entrevista con Río Negro, el músico habla de aquel encuentro y de la fascinación que aún generan.

Qué fueron Los Shakers? Sabemos que fueron una banda beat uruguaya de mediados de los 60. También sabemos que se parecían a Los Beatles porque se vestían, se peinaban, cantaban y sonaban como ellos. Y sabemos que fueron la más influyente de las bandas beat en el ámbito rioplatense. Sabemos muchas otras cosas que podríamos mencionar aquí, todas obvias y conocidas. Pero aquella pregunta seguiría esperando una respuesta. Porque todo lo que digamos de Los Shakers no nos dirán qué cosa fueron Los Shakers.   

Formada por los hermanos Hugo y Osvaldo Fattoruso, en guitarra, órgano electrónico, armónica, voz y guitarras, percusión y voz, respectivamente; Roberto Pelín Capobianco, en bajo, bandoneón, voz; y Carlos Caio Vila: batería, voz, Los Shakers fueron una de las tantas bandas que, influidas por Los Beatles, comenzó a tocar beat tanto en Uruguay como en Argentina.    

Los jóvenes Shakers en tiempos de "Rompan todo".

Los Shakers fueron únicos en muchos sentidos, pero sobre todo en uno, acaso el más extraordinario. Los Shakers sonaban como Los Beatles al mismo tiempo que Los Beatles construían su obra beat..    

Cuando Los Shakers grabaron su gran hit “Rompan todo” (si no lo conocen, escúchenlo, por favor) a comienzos de 1965, Los Beatles aún no habían hecho “Help”, ni “Rubber Soul” ni “Revolver”. Los Shakers crearon su obra en simultáneo a Los Beatles.  

Los Shakers en los estudios Circo Beat, en 2005.

Dentro de la generalidad (cantar en inglés), Los Shakers tuvieron una particularidad que los hizo únicos: las canciones en inglés eran propias. Cuando lo que se estilaba era cantar rocanrol traducido al español al estilo Teen Tops mexicanos, Los Shakers escribían sus canciones.    


Los Shakers editaron tres discos: "Los Shakers" (1965), "Shakers for You" (1966) y "La conferencia secreta del Toto's Bar" (1968). En 2005, de la reunión de la formación original, resultó "Bonus track".


¿Cómo fue posible que cuatro montevideanos recrearan la estética beatle al mismo que el fenómeno beatle sucedía en Liverpool? Hugo Fattoruso, uno de aquellos cuatro montevideanos, acaso el más grande artistas popular uruguayo vivo e influencia generosa de la música contemporánea ambos lados del Río de la Plata, no lo sabe. Se lo preguntamos por teléfono primero y por Zoom después, y “Fatto” no tiene mucho más para decir de Los Shakers de lo que ya ha dicho en los últimos 50 años, cuando disolvió la banda para irse a Estados Unidos junto a su hermano Osvaldo y curtir latin jazz con otra agrupación ineludible: Opa.   

¿Por qué nos vuelve a convocar Los Shakers? Porque sin esperarlo volvimos a saber de ellos a partir de “El karma”, un tema inédito que dieron a conocer hace unas pocas semanas y que había quedado afuera de aquella experiencia fallida que fue la reunión del cuarteto original, en 2005, a pesar de que fueron capaces de generar música nueva y de registrarla en un disco al que llamaron Bonus Track y que, si bien tuvo su formato físico, hoy solo se consigue en YouTube. Quizás por eso, Hugo lo llame “disco fantasma”. O directamente, “un disco que no existe”.  

El extraño retorno de Los Shakers originales casi 40 años después de haberse separado para volver a tocar una música pop que no hacían desde 1968 fue a partir de la propuesta de un productor uruguayo que incluía disco nuevo y gira. En palabras de Fattoruso: “Aceptamos con la condición de grabar música nueva en castellano. Al principio no querían, pero así iba a tener que ser. Entonces, e decidió que viajara Caio y Pelín a Montevideo. Estuvieron un mes. En ese tiempo nos juntamos, ensayamos, grabamos cinco temas a modo de prueba para nosotros mismos. Para Saber a qué sonábamos dado que cada uno estaba en otros mundos musicales”.  

El resultado de aquel mes de convivencia fueron un puñado de demos que, todos coinciden, fue lo mejor del encuentro. Al año siguiente, en 2005, entraron a los estudios Circo Beat, de Fito Páez, y grabaron el disco en cuestión, sin “El karma”. Nadie supo por qué la mejor canción se había quedado afuera. Cosas de un proyecto destinado a no ser.  

Hugo, el shaker.

Lo increíble fue que, a pesar de tal destino, Los Shakers fueron capaces de reconectar con aquella música pop de un modo tan fresco como si no hubiesen pasado tantos años de la última vez en qie lo habían hecho.  

¿Por qué el proyecto no funcionó? En palabras de Hugo: “Lo que pasó con el grupo en ese momento fue que no salimos a pelear a la cancha, a tocarle al público. Nos quedamos en la organización que no se organizó, se pasó un año, Pelin y Caio se volvieron a sus lugares. Todo ese tiempo para grabar un disco que también desapareció porque desapareció el grupo. O mejor dicho porque el grupo no a-pa-re-ció. Entonces, si vos no salí as a pelear y a ganarte al público, o sos un genio como Stevie Wonder, que nunca lo vimos pero que saca un tema y la rompe... Bueno, no somos Steve Wonder” (risas).  

De aquellos Shakes, Hugo dirá, entre risas y cierto hastío: “Lo que hicimos fue un intento de copia de Los Beatles y Los Beatles no se pueden copiar. Eso que hacíamos no era original”.  

Vuelvo a preguntarle por aquellos inexplicables Shakers y su influencia en todo lo que se hizo después y en la admiración que generan aún hoy entre los músicos, muchos de ellos contemporáneos a él. Y la respuesta es la misma.  “Es la música que generó ese grupo y que a ellos les gustó, consideraron que les aportó algo. Habría que preguntarles a ellos. Nosotros estábamos haciendo eso que hicimos, yo no tengo mucha explicación.”   

“El karma” está disponible en todas las plataformas de streaming. Suena tan actual que podría ganarse el indie en un abrir y cerrar de ojos. Y es inevitable pensar en qué habría sucedido si la hubiesen peleado en la cancha. Fatto vuelve a pensar un instante y resume: “Fue efímero, pero algo hicimos”. 


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


Hugo Fattoruso y el regreso de los inexplicables Shakers