Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Incertidumbre por la muerte de un campesino de Laguna Blanca

Vivía solo en un campo cercano al paraje. Recibió un disparo y al ingresar a una clínica le diagnosticaron coronavirus.



1/3
El campesino vivía a unos 5 kilómetros del paraje Laguna Blanca.  (Foto: Gentileza).

El campesino vivía a unos 5 kilómetros del paraje Laguna Blanca. (Foto: Gentileza).

2/3
José Ruiz tenía 89 años y vivía solo en su campo. (Foto: gentileza)

José Ruiz tenía 89 años y vivía solo en su campo. (Foto: gentileza)

3/3
Laguna Blanca es un paraje ubicado a unos 67 kilómetros al norte de Comallo. (Foto: José Mellado)

Laguna Blanca es un paraje ubicado a unos 67 kilómetros al norte de Comallo. (Foto: José Mellado)

La muerte de un campesino de Laguna Blanca, un paraje ubicado a uno 67 kilómetros de Comallo, genera dudas en incertidumbre en sus familiares que piden prontas respuestas de la Justicia.

El pasado martes José Ruiz, de 89 años, apareció muerto en su casa del campo que habitaba a unos 5 kilómetros de Laguna Blanca.

El hombre fue encontrado con un disparo de arma de fuego en la cabeza. La hipótesis que maneja la Justicia, en el marco de la investigación, hace referencia a un intento de suicidio.

Herido de gravedad el hombre fue trasladado hasta el hospital de Comallo y de allí derivado al Hospital Privado Regional de Bariloche donde murió el miércoles al mediodía.

Sin embargo al ingresar a este centro de salud, se lo hisopó y el resultado fue positivo de coronavirus. A partir de allí se paró la investigación se frenó.

Ruiz vivía solo y tenía un peón que le ayudaba en las tareas rurales. Era asistido por sobrinos oriundos de General Roca y Bariloche.

Ariel Madrid, uno de sus sobrinos, señaló que la última vez que tuvo contacto con José Ruiz, fue el 7 de junio. Lo fue a visitar desde General Roca y, según afirmó, lo encontró en buen estado de salud y de ánimo. Agregó que cada vez que el campesino requería algo, se comunicaba telefónicamente con él a través de la esposa del peón.

La inesperada muerte de su tío, motivó a Ariel Madrid, junto a su hermana Lorena, que viajara rápidamente desde Roca al paraje de la Región Sur.

Detalló que llegó alrededor de las 16 del martes y siguió atentamente, en la medida que se lo permitieron, el trabajo que realizó personal de Criminalística de Bariloche en el lugar hasta medianoche de ese día.

En este sentido, afirmó que, en determinado momento, debido a que el personal policial no podía abrir un armario, tomaron de testigo a su hermana y la hicieron ingresar a una habitación. Allí la mujer pudo constatar varios impactos de bala en una pared.

El miércoles viajó a Bariloche. Llegó en horas de la tarde y en el centro asistencial donde estaba internado Ruiz, le comunicaron que había fallecido durante ese mediodía.

A la noche del miércoles, le informaron que había dado positivo de COVID-19 y a partir de allí, la investigación quedó frenada. Además se decidió el aislamiento del personal policial y de salud que intervinieron en el hecho.

“Es una gran incógnita lo que está pasando con la muerte de mi tío. Llegó al HPR con un disparo en la cabeza, pero supuestamente murió por COVID-19. Mi tío vivía solo en el campo, pero no porque tenían miedo de contagiarse de coronavirus, sino por una elección personal. Es una locura lo que está pasando con su muerte de mi tío” afirmó.

Madrid, detalló que a raíz del resultado positivo de COVID, la investigación sobre la muerte de José Ruiz quedó frenada. No se le realizó la autopsia, ni se le extrajo la bala y tampoco le entregan el cuerpo a los familiares. Lo harían recién el lunes.

“Queremos saber la verdad. Si intento suicidarse... que fue lo que pasó. No creemos que mi tío se haya muerto por coronavirus. Necesitamos que se investigue que fue lo que pasó realmente con su muerte” sentenció.

La investigación la lleva adelante la Fiscal Betiana Rendón.


Comentarios


Incertidumbre por la muerte de un campesino de Laguna Blanca