Indagatorias por las muertes en el camping

La medida incluye a los cinco integrantes de Parques Nacionales y a dos miembros de la comunidad Curruhuinca. El año pasado cayó un árbol en San Martín y mató a dos nenes.





La justicia Federal de esta ciudad indagará a cinco integrantes de Parques Nacionales y a dos miembros de la comunidad Curruhuinca en el marco de la investigación por la muerte de dos chicos que fallecieron aplastados por un árbol en el camping Lolen ubicado en la Bahía Catritre, a orillas del lago Lácar.

La fiscal Karina Martínez Stagnaro los acusa de homicidio culposo, lesiones graves e incumplimiento a los deberes de funcionario público.

La ronda de indagatorias se pondrá en marcha en los próximos días y se extenderá hasta el 12 de diciembre venidero.

A partir de allí, la titular del Ministerio Público Fiscal definirá las medidas a seguir en la causa.

La tragedia se desató dentro del parque nacional Lanín por eso la justicia Federal tomó a su cargo la investigación que en primera instancia había estado en manos del fuero provincial.

Los familiares de los chicos fallecidos, Matías Mercanti de 7 años y Martina Sepúlveda de 3, vienen exigiendo justicia por la memoria de sus hijos desde el mismo momento en que se produjo el hecho.

Durante una de las marchas realizadas, la familia advirtió que “esta es una tragedia que pudo haberse evitado”.

Aseguraron que “sentimos bronca y dolor porque después cortaron como ochenta árboles lo que significa que había muchos en mal estado”.

El árbol que desencadenó la tragedia era un roble pellín de gran porte que tenía sus raíces al descubierto.

Más allá del viento, que pudo haber contribuido al desplome, resultaba obvio que debió haber sido removido del lugar previo al inicio de la temporada.

Sobre todo teniendo en cuenta que esa zona era habitualmente muy visitada por turistas y vecinos de la zona en temporada de verano.

Entre los imputados aparecen el guardaparque y sus superiores como representantes de Parques Nacionales.

El hecho ocurrió el 1 de enero de 2016 en un camping de la bahía Catritre, a orillas del lago Lácar. Era una jornada calurosa y con viento.

Alrededor de las 18, un viejo árbol se cayó y aplastó a una nena de tres años y al chico de siete. Los padres y otras personas resultaron con heridas de carácter grave pero milagrosamente salvaron su vida.

El balneario está ubicado a unos 4 kilómetros de San Martín de los Andes por la ruta de los Siete Lagos.

La ronda de indagatorias está previsto que se ponga en marcha en los próximos días y se extenderá hasta el 12 de diciembre venidero.

Datos

La ronda de indagatorias está previsto que se ponga en marcha en los próximos días y se extenderá hasta el 12 de diciembre venidero.

Comentarios


Indagatorias por las muertes en el camping