Investigarán el accionar de los directivos de la clínica Perón de Catriel

La intendenta Viviana Germanier presentó una demanda en fiscalía por la denuncia de una vecina en redes sociales. En ese establecimiento se detectó el primer caso por coronavirus.





Las autoridades de la clínica y del gobierno provincial sostienen que el virus no está en el establecimiento y que es comunitario.

Las autoridades de la clínica y del gobierno provincial sostienen que el virus no está en el establecimiento y que es comunitario.

El primer caso por coronavirus en Catriel alborotó la ciudad. Tras el contagio de una mujer de 65 años, que fue por un cuadro renal a la clínica Perón, y tras varios días de internación se confirmó que tenía el virus, despertó en el imaginario colectivo una serie de creencias que luego fueron desacreditas por el gobierno de Río Negro y por las autoridades del centro de salud privado.


“El virus es comunitario y no está en la clínica”, fue la respuesta concisa del director médico del sindicato de Petrolero Privados, Martin Regueiro. La clínica,que pertenece al gremio, realizó hisopados a todo el personal y dieron negativo, salvo una agente que fue confirmada como el tercer caso por coronavirus en Catriel.


Ayer , la intendenta de esa localidad, Viviana Germanier, se presentó en fiscalía para solicitar que se investigue una denuncia que una vecina realizó en las redes sociales. La mujer aseguró, en su cuenta de Facebook, que el director del hospital permitió a una agente sanitaria continuara con sus tareas sabiendo que había tenido contacto con un caso positivo.

“Atendiendo a denuncias públicas efectuadas en redes sociales y teniendo en cuenta la gravedad de los hechos denunciados, la Intendenta Viviana Germanier se presentó en la Fiscalía de Catriel a fin de solicitar se de curso a las mismas, para la investigación y esclarecimiento de los hechos allí denunciados”, sostiene en el escrito que presentó ante la fiscal adjunta, Analía Díaz.

“Se le practicó un hisopado a todo el personal que tuvo contacto con el primer caso y dieron negativo, salvo uno que se confirmó”.

Martín Reguerio, director médico del sindicato de Petroleros Privados.


La intención de la intendenta tiene dos vertientes, ya que la investigación determinará la veracidad de los dichos de la mujer, pero si se comprueba que faltó a la verdad podría ser imputada por el delito de intimidación pública. Lo que pretende Germanier es evitar las denuncias públicas en las redes sociales y que se hagan en la comisaría o en el Ministerio Público Fiscal.


“El director permitió que una médica, que no hizo cuarentena y sabiendo que la médica estaba en contacto con alguien contagiado, siguiera atendiendo y paseando por toda la institución”, dice un pasaje de la denuncia. Además aseguró que “pretendió instalar que el primer caso era un caso autóctono, en una ciudad que no tenía casos hasta ese momento. Mintieron al pueblo, mintieron a las autoridades provinciales y a las nacionales”.

Dato

4
Casos sospechosos fueron descartados en los últimos días. Hasta el momento hay tres casos en Catriel.


Ese primer caso de una mujer, que estuvo varios días en grave estado y hoy está estable, aunque con pronóstico reservado, disparó otros “fantasmas” en esto de la lucha contra un enemigo invisible como lo definió el presidente Alberto Fernández días atrás.


Se trata de personificar a enemigo y en ese sentido, la familia de la mujer fue el primer blanco donde muchos ciudadanos dispararon desde sus casas. Esto ocurrió y ocurre también en Cipolletti.


También este caso marcó un quiebre en la provincia junto a los de Choele Choel ya que después de ese día, la gobernadora Arabela Carreras aseguró que la circulación del virus en el territorio rionegrino es comunitario.


Otro disparador fue el cruce de información entre los partes de provincia y lo que difunden desde el Comité local o desde la clínica. Ayer se confirmó el tercer caso por un vocero de la clínica.

Cruce de información, otro dolor de cabeza

El cruce de información entre el gobierno provincial y las localidades, incluso también con Nación, genera confusión ante la sociedad.

Por ejemplo, el miércoles por la noche, el Comité de Crisis de Cipolletti emitió un comunicado confirmado tres nuevos casos de en esa localidad.

Era la primera vez que el Comité daba información sobre contagios. Una hora más tarde, en la conferencia de prensa que realiza provincia todos los días, dieron datos distintos y no hubo confirmaciones en Cipolletti. Ayer hubo acuerdo par aunificar criterios.


Algo similar ocurrió ayer en Catriel con la confirmación del tercer caso antes que lo haga el gobierno. La diferencia con Nación también comenzó a notarse desde que Río Negro testea casos en Viedma.


Antes iban al Malbrán y por eso Nación tenía la información antes. “Ahora es al revés y somos nosotros quienes tenemos los datos de primera mano”, indicaron desde el área de prensa provincial.


Comentarios


Investigarán el accionar de los directivos de la clínica Perón de Catriel