Jardín: Color, textura y fragancia para crear nuestro propio oasis

No hace falta tener un jardín enorme.Un patio pequeño, un balcón, unas macetas, todo ayuda a darle forma nuestro espacio personal que nos alegra el día. Los consejos de la paisajista María Cecilia Duacastella, de Choele Choel





De a poco llegan los días cálidos y más largos y quién no quiere disfrutar del verde, los aromas, y los colores en cualquiera de sus formas.
“ Algunos en el rio, otros paseando, haciendo caminatas, entrenando, todo huele distinto y es muy reconfortante, sobre todo en estos tiempos”, comenta a RÍO NEGRO la paisajista María Cecilia Duacastella, del vivero Rincón verde en la ciudad de Choele Choel.


Sin embargo en nuestras propias casas, también podemos tener nuestro oasis, por pequeño que sea. No son necesarias grandes superficies. Un patio chico, un balcón, un patio interno, o un gran terreno; todo espacio exterior puede brindar calidez, serenidad y disfrute a la familia.
“Cuando hablamos de jardín pensamos en algo complicado de realizar. No lo es, si pensamos en el uso que le vamos a dar, y organizamos sus espacios de forma que no se dificulte su mantenimiento”, aconseja la especialista.
La elección de las plantas correctas para cada situación evita fracasos y las mismas, se potencian con el paso del tiempo.

Una fuente le da otro carácter al espacio verde.


“Las herbáceas son grandes aliadas de nuestros jardines, por su diversidad en cuanto a formas, siluetas, floración y color”, explica María Cecilia.
En maceta o en canteros armados en el terreno disponible, de todas formas, se lucen y despliegan sus verdes y sus flores. Son grandes protagonistas de nuestros espacios dado que la mayoría perduran durante el año.

Las macetas cobran protagonismo .


“Muchas son de floración primaveral;otras tienen su momento de esplendor cerca del otoño. Cuando la elección de especies es la adecuada, nos aseguramos siempre una nota de color en nuestros espacios, sea cual fuere la estación del año”, asegura la espacialista.
Gauras, agapanthos, hemerocallis, salvias, bulbines, crisantemos, acanthus, verbenas, margaritas, todas ellas, formando grandes macizos de una sola especie o acompañadas de gramíneas, arbustos o rosales, son grandes protagonistas que aportan texturas, color y movimiento en nuestros jardines o espacios verdes.

Colores, perfumes, diversas alturas. Una manera de armar un rincón.


“La variedad que ofrecen nos permite elegir la paleta de colores de nuestra preferencia, cálidos o fríos, flores grandes y llamativas o pequeñas que impresionan por la cantidad”, explica María Cecilia y asegura que nunca nos vamos a arrepentir de armar nuestros espacios con ellas, por su nobleza, resistencia, y esplendor.


Un poco de historia

Oriunda de Buenos Aires, por elección reside en Valle Medio desde 2006, donde tiene su vivero llamado Vivero Rincón Verde, ubicado en Nicolás Palacios 123, de Choele Choel.
Además de ser su fuente de ingresos, le permite vivir y disfrutar en el mundo verde tanto la apasiona, acompañando a clientes en el desarrollo de sus espacios verdes con el asesoramiento conveniente.


Comentarios


Jardín: Color, textura y fragancia para crear nuestro propio oasis