Juan Carlos Saravia: se apagó la voz del primer y último chalchalero

Con su muerte se despide el único miembro original del conjunto folclórico que aún vivía. Su música y su personalidad fueron una inspiración para generaciones de artistas.



La muerte de Juan Carlos Saravia, fallecido en la tarde del viernes a sus 89 años, deja a la música argentino huérfana del último representante de Los Chalchaleros, legendario conjunto folclórico que marcó una época en la cultura popular del país.
El guitarrista y cantante nacido el 14 de mayo de 1930 en Salta, lideró la popular formación folclórica desde 1948 y por más de medio siglo de actividad sosteniéndola como agrupación insignia de la música nativa y un faro para que la producción estética salteña se incorporara al mapa sonoro argentino.


En reconocimiento a ese aporte, el gobierno salteño publicó un decreto gubernamental instaurando 48 horas de duelo “acompañando a la familia del folclorista y al pueblo que lamenta su partida”.
Saravia, quien en el período 2016-2020 ocupó el cargo de Tesorero en la Asociación Argentina de Intérpretes, falleció a causa del deterioro de su estado de salud.

Jóvenes Chalchaleros, con Saravia, tercero desde la izquierda.


Hijo de Félix y Leila Ruiz de los Llanos, Juan Carlos fue el menor de cinco hermanos y formó Los Chalchaleros junto a Aldo Saravia, Víctor Zambrano y Carlos Franco Sosa, un conjunto que con cambios en su formación –entre ellos la decisiva incorporación del rionegrino Ernesto Cabeza– permaneció vigente desde entonces, tanto a nivel nacional como internacional realizando giras por todo el mundo.
Otros integrantes de la agrupación fueron los fallecidos José Antonio Saravia Toledo y Ricardo Dávalos y también Polo Román, Francisco Figueroa y Facundo Saravia, hijo de Juan Carlos.
En la madrugada Facundo escribió en su cuenta de Twitter acerca de su padre: “Un hombre sencillamente maravilloso, que nunca se animó a ser un gran artista, para no olvidarse de seguir siendo gente”.

Gracias a él y a ellos pude dar inicio a una exposición dentro del circuito de folclore porque Los Chalchaleros son una institución, son Los Rolling Stones y Los Beatles juntos”.

Chango Spasiuk.


Los Chalchaleros registraron alrededor de 750 canciones, entre las que destacan “Zamba de mi esperanza”, “Mama Vieja”, “El arriero”, “Yo vendo unos ojos negros”, “La López Pereyra”, “La Nochera”, “Zamba del Chalchalero” y “Zamba del grillo”, de Atahualpa Yupanqui, primera que el grupo entonó en su estreno en el Teatro Alberdi de Salta.
Durante 1998 Los Chalchaleros festejaron medio siglo de actividad con la realización de una gira nacional e internacional que al pasar por todos los lugares que celebraron su obra, se extendió hasta 2002 y tuvo su cierre el 16 de junio en Salta, misma fecha y misma ciudad, pero 54 años después.


En ese camino, Saravia mereció diversos premios como el Primer Premio al Canto Nativo de América, otorgado en la ciudad de Los Ángeles (1965); el Nipper de Oro, premio especial que por primera vez se otorgó a un artista no estadounidense (1978); el Premio Sagitario D’Oro otorgado por la Academia Internacional del Arte en Italia (1979); y la a Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento (2017), entre más.


Al recibir la Mención Sarmiento, otorgada en el marco de un homenaje en el Salón Azul del Senado de la Nación, Saravia expresó: “Es un milagro que nos da Dios el recibir el cariño de gente a la que no conocemos”.
En charla con Télam, Chango Spasiuk definió al músico como “un hombre inmensamente generoso, bueno y transparente, más allá de su camino como artista y cantor”.
“Gracias a él y a ellos pude dar inicio a una exposición dentro del circuito de folclore por Los Chalchaleros que son una institución, son Los Rolling Stones y Los Beatles juntos”, sostuvo el autor y acordeonista que de su mano debutó hace 31 años en los escenarios de los festivales de Jesús María y Cosquín.


Comentarios


Juan Carlos Saravia: se apagó la voz del primer y último chalchalero