Los policías condenados a prisión perpetua por el crimen de Daniel Solano no irán a una cárcel común

Esta mañana serán trasladados a Allen y  luego irán al centro de detenciones El Maruchito, en Roca. Tienen celdas pero no hay medidas extremas de seguridad.

Los siete efectivos policiales que fueron condenados a perpetua por el crimen de Daniel Solano en el año 2011 no irán a una cárcel común sino que estarán en una de baja seguridad, según lo informó el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Río Negro.

El martes por la noche, luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la pena, inmediatamente se dispuso la detención de los siete condenados por el crimen del joven que ocurrió el 5 de noviembre, a la salida de una discoteca de Choele Choel.

De esta manera se confirmó la prisión perpetua contra Sandro Berthe, Pablo Bender y Juan Barrera como coautores de los delitos de “homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembros de una fuerza de seguridad, en concurso real con vejaciones”. Por su parte, Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel y Diego Cuello fueron condenados por “homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembros de una fuerza de seguridad, en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público”. En tanto que el imputado Héctor Martínez fue condenado por “homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembro de una fuerza de seguridad”. Para todos la condena fue de prisión e inhabilitación perpetuas.

Confirmación y detención

Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia confirmaron que el primer destino de los policías será una comisaría de Allen hasta tanto se garantice el cupo en el centro de detenciones El Maruchito, que está ubicado en calle Palacios 276, casi frente a la Colonia Penal U-5 de General Roca.

«Como son policías serán alojados en El Maruchito ya que no hay espacios para albergar a efectivos condenados en las cárceles comunes», confirmó una fuente de ese organismo en diálogo con este medio.

Este centro de detenciones no cuenta con medidas de seguridad como el Establecimiento de Ejecución Penal N° 2 sino que son menores. Se trata de un lugar de tránsito para aquellos internos que ya se encuentran bajo el sistema de salidas transitorias o bien aquellos que están a punto de recuperar su libertad.

«El Maruchito es casi de libre tránsito en su interior. Si bien tiene celdas como una cárcel común, las condiciones de seguridad no son las mismas que afronta un interno que está detenido en una cárcel común como la del Penal 2 de Roca o el Penal 1 de Viedma», dijo una fuente del Servicio Penitenciario Provincial quien reconoció que estas condiciones son mucho más «beneficiosas» para cualquier recluso que afronta una larga condena.

Según trascendió, el traslado de los siete efectivos a la ciudad de Allen se iba a concretar esta mañana aunque aunque fuentes policiales reconocieron que esa una situación «muy difícil» teniendo en cuenta que se trata de personas condenadas a perpetua que deberán ser custodiadas por sus propios camaradas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora