Para la fiscal, el móvil del crimen de Elías Garay fue que Feilberg perdía dinero con la ocupación en Cuesta del Ternero

La fiscalía y la querella pidieron declarar a Martín Feilberg y Diego Ravasio como autores del homicidio del joven mapuche Elías Garay y tentativa de homicidio a Gonzalo Cabrera.

“Existía una denuncia de usurpación y el mayor interesado era Rolando Rocco, pero también Martín Feilberg por el perjuicio económico que le había traído: perdía plata por la inversión que había realizado. Ahí está el móvil”. La fiscal Betiana Cendón planteó la responsabilidad de Martín Feilberg y Diego Ravasio como autores penalmente responsables del homicidio de Elías Garay y la tentativa de homicidio de Gonzalo Cabrera en el paraje Cuesta del Ternero.

La fiscal Jefe consideró que “no hay dudas que ese día y en ese lugar, Feilberg y Ravasio entraron al campo donde se encontraban integrantes de la comunidad y efectuaron disparos con armas de fuego. Mataron a una persona e hirieron a otra. Esas circunstancias no fueron controvertidas”.

Insistió en que “nadie pone en duda que, en la zona del hecho había una situación de tensión constante por la reivindicación territorial de la Lof Quemquemtreu. Esto ocurría desde el 26 de septiembre del 2021”. Dijo que ambos imputados conocían y sabían que el predio estaba ocupado por un reclamo de la comunidad mapuche.

Cendón mencionó la declaración de los integrantes de la comunidad Quemquemtreu que presenciaron el crimen ese 21 de noviembre de 2021. Alejandro Morales, Gonzalo Cabrero, Nadia Silvera y Romina Jones contaron que, al ver a los agresores en el predio, les preguntaron qué hacían en el lugar. “No se pudo probar la presencia de 20 encapuchados en el lugar, como decían. Nadie cuestionó la presencia del arma. De la tranquera de ingreso al lugar del hecho había mil metros. Transitaron mil metros con un arma larga en un predio que sabían que era reivindicado por la comunidad. ¿No se representaron lo que iba a ocurrir?”, expresó.

Los acusados, Martín Feilberg y Diego Ravasio, escucharon atentamente los alegatos de los fiscales. Foto: Chino Leiva

En su exposición, Cendón no quitó responsabilidad a Feilberg. Recalcó que, si bien Ravasio portaba el arma de fuego y apuntaba constantemente a miembros de la comunidad, el otro imputado asumió un rol de liderazgo, según los testigos. “Avaló todo lo que hizo Ravasio. Lo acompañó, acompañó para que matara y para huir. Estuvo en manos de Feilberg evitar la tragedia que ocurrió”, sintetizó. También mencionó que, si solo hubiera querido amedrentar, hubiera disparado hacia arriba o abajo, pero no “contra la comunidad”.

Los imputados, recordó Cendón, declararon que habían sido atacados por un grupo de encapuchados y tenían miedo. Sin embargo, huyeron. “¿Por qué no alertaron a la policía? Aparecieron cinco días después en otra provincia”, dijo.

También recordó un mensaje que Ravasio había enviado por su teléfono celular un mes antes del crimen de Garay: “Le decía a un amigo: ‘¿Todo bien por allá? Acá tomaron el campo donde estábamos trabajando los maputruchos así que les voy a meter plomo. Este mensaje no fue negado”, expresó.

Los jueces Gregor Joos, Marcos Burgos y Bernardo Campana deben definir la condena para los acusados del crimen de Elías Garay. Foto: Chino Leiva

Los abogados querellantes Ezequiel Palavecino y Andrea Reile adhirieron a los planteos del Ministerio Público Fiscal. “La primera intervención del estado respecto de la comunidad fue sitiarlo. Sabemos qué pasa cuando se militariza una zona. Lo supimos con Santiago Maldonado, Rafael Nahuel y Elías Garay. Cuando se sitia una comunidad el resultado es muerte y, esas muertes siempre son de las comunidades. Los homicidas lo planificaron: entraron a matar mapuches”, plantearon.

A su turno, Nelson Vigueras, el abogado defensor de Ravasio, pidió la absolución. Cuestionó que, al día de hoy, no se pudo encontrar el arma: “El arma no se secuestró. No se peritó. No hay ADN, no sabemos quién la manipuló«.

Ernesto Saavedra y Luciano Magaldi, defensores de Feilberg, también pidieron la absolución. Resaltaron que “no existe una escena del crimen contaminada. Llegamos a esta instancia sin el arma, sin la vaina, sin el drone. Y con una justicia que tiene que pedir permiso para ingresar a la escena del crimen. Hoy tendríamos más certezas si se hubiera allanado la escena del crimen”.

Saavedra aseguró que Feilberg es «un trabajador forestal que estaba en su horario de trabajo. No poseía armas. No disparó. Pedimos que se lo deje en libertad». Cese prisión preventiva habiendo se vencido el plazo».

Al término de la audiencia, Ravasio dijo simplemente que se considera inocente. En tanto, Feilberg manifestó: «No fuimos a cometer delito. Somos inocentes. Quiero que se haga justicia para la familia de Elías Garay y nosotros».

La audiencia de formulación de alegatos de clausura se extendió por más de tres horas. El tribunal presidido por el juez Gregor Joos, junto a Bernardo Campana y Marcos Burgos, tiene tres días hábiles para evaluar si se los considera responsable y luego se fija la fecha de audiencia de cesura.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios