Crisis en el TSJ: qué dice la polémica denuncia de la vocal Gennari contra su colega Busamia

Lo acusa de "episodios de destrato y tensión". El punto de quiebre fue el cruce de palabras que tuvieron en la reunión de acuerdo del miércoles, en Neuquén. Los detalles.





La denuncia de la vocal Soledad Gennari contra su par Germán Busamia contiene un relato de lo que habría sucedido el miércoles pasado a la mañana, durante la reunión de acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén luego de la cual la magistrada se descompensó, sufrió un pico de tensión y fue internada unas horas.

El fiscal general José Gerez, quien le tomó la denuncia el jueves durante cuatro horas, dispuso una serie de medidas en el contexto de la ley 2786, de protección de mujeres víctimas de violencia de género.

La primera, que se permita a Gennari participar de los próximos acuerdos de manera virtual, lo que en los hechos significa establecer una perimetral para que no haya acercamiento entre ella y Busamia.

La segunda, ordena que el vocal «se abstenga de incurrir, en el ámbito que sea, en actitudes y conductas agresivas, inapropiadas, descalificadoras y ofensivas hacia la persona y el trabajo» de su colega.

Y por último, que se abstenga «de comunicarse por cualquier vía con Gennari, en forma directa o indirecta, de manera personal o por terceras personas».


El primer cruce


Gennari relató en su denuncia que durante el acuerdo, y «al momento de comentar una novedad respecto del mapa de género de la justicia argentina», hizo alusión «a la novedad de que se comenzará a trabajar en la carga de diversidades sexo-genéricas». Remarcó la importancia del tema «para que no se repitan situaciones como las vividas y sufridas por la doctora Cristina Hendrickse», quien en 2019 padeció un severo acto de discriminación.

«En ese momento soy interrumpida intempestivamente y en forma abrupta por el Dr. Germán Busamia, quien refiere: ‘Es inútil porque igual nos pega en el diario’ (sic), y explica que lo decía en razón de comentarios que habría realizado la nombrada en una noticia vinculada con los contratos a plazo determinado del TSJ que estaba saliendo en los medios», agregó Gennari.

«Ante la brutalidad, crueldad e indignidad del comentario realizado, comencé a experimentar una suerte de taquicardia. Continué hablando un poco, y volví sobre el tema, preguntándole: ‘¿Vos creés entonces que es inútil dispensar un trato con debida diligencia hacia las mujeres trans?’, a lo que él respondió que sí, que había que tratar a todos por igual».

Tras aludir a su formación en género y a la situación de las personas trans como pertenecientes a colectivos vulnerables, Gennari afirmó: «Todo esto me llevó a experimentar una sensación de absoluta injusticia. Es por ello que radico esta denuncia, porque la impunidad es el vehículo para la perpetuación de estas prácticas y la profundización de las mismas. Sé muy bien lo que escuché, y es mi obligación visibilizarlo, no solo por mí sino por todas las mujeres que acuden al sistema de protección».


Las Oficinas de Violencia


Más adelante el tema a tratar en el acuerdo estuvo relacionado con las Oficinas de Violencia Doméstica y la Oficina de la Mujer. Eso dio motivo a otro contrapunto. Relató Gennari: «Le pregunté (a Busamia): ‘¿vos estás insinuando que yo no trabajo?’, y me respondió textualmente: ‘no lo estoy insinuando, es una afirmación’, lo cual repitió varias veces».

Añadió que, en otro tramo, Busamia afirmó que «era todo mentira» lo que ella había informado sobre la creación de secretarías de Violencia en el interior.

Lo dijo «en un tono de voz elevado, interrumpiéndome permanentemente sin dejarme terminar las ideas. Le dije que estaba siendo violento, y ahí fue cuando me acusó de ejercer violencia contra mis empleados con quienes, quiero aclarar, mantengo una excelente relación de armonía».


Opiniones encontradas


El fiscal general Gerez envió una copia de la denuncia al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Evaldo Moya, «para su notificación», y dispuso: «remítase lo actuado al juzgado laboral que corresponda».

Fuentes judiciales explicaron que tomó esa decisión porque, a su criterio, no hay delito penal sino un conflicto ocurrido dentro del ámbito laboral.

Hay opiniones encontradas sobre si Gerez debió haber intervenido, ya que él estaba presente durante la discusión y fue testigo. Ayer lo acompañaron para recibir la denuncia el fiscal jefe Agustín García y la fiscal de Género Carolina Mauri, pero no figuran en el acta.

También se especulaba ayer con una excusación masiva de jueces laborales, que no querrán intervenir por razones de amistad con alguna de las partes en conflicto.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Crisis en el TSJ: qué dice la polémica denuncia de la vocal Gennari contra su colega Busamia