Qué se esconde detrás de la millonaria estafa con planes sociales en Neuquén

La investigación recién empieza y tiene que contestar demasiadas preguntas. El tema es sensible y los antecedentes no juegan a favor del esclarecimiento.

Casi 200 damnificados. Más de 120 millones de pesos. Dos años de maniobra fraudulenta. Retiros en cajeros de varias ciudades. Seis personas de planta política sospechadas. ¿Y una sola denuncia? Algo no cierra en el caso de la estafa con tarjetas de débito del Banco Provincia de Neuquén destinadas al pago de planes sociales.

El Ministerio Público Fiscal, que venía filtrando información a cuentagotas, dio ayer una conferencia de prensa formal que abrió más interrogantes de los que despejó. Es cierto que la investigación recién empieza, pero la velocidad de su desarrollo no está a la altura de las exigencias.

El fiscal jefe Pablo Vignaroli informó de manera oficial que se detectó, a partir de una denuncia, que desde 2020 hasta julio del 2022 se realizaron extracciones de dinero de cuentas de planes sociales, con tarjetas originales del Banco Provincia de Neuquén, por parte de personas que no eran sus titulares.


¿Planes nacionales o provinciales?


¿Son planes nacionales o provinciales? El fiscal dice que todavía lo ignora. La única denuncia fue realizada el 26 de junio pasado por un beneficiario que se encontró con su cuenta vacía. En teoría, todavía no sabe qué plan cobraba el denunciante. ¿No se lo preguntaron?


Extracciones ráfaga


A partir de esa presentación, el Banco comenzó a rastrear lo que denomina «extracciones ráfaga». Los cajeros tienen un sistema que permite detectar si una persona demora más o menos tiempo del promedio en hacer una operación, y si utiliza más de una tarjeta de manera secuencial.

Así, descubrió la existencia de «extracciones ráfagas» desde 2020 hasta julio del 2022 por 123 millones de pesos. ¿El sistema no tiene un alerta automático?

Hilando más fino, se descubrió que entre febrero y julio de este año, seis personas -varones y mujeres- realizaron extracciones por 57 millones de pesos, de entre 1.500 y 35.000 pesos cada vez por tarjeta.


Paso a paso


Repasando: personas que ya están identificadas, y que serían de planta política de Desarrollo Social, iban a cajeros del BPN con paquetes de tarjetas de débito originales de beneficiarios de planes sociales y les vaciaban las cuentas.

La investigación detectó por lo menos 197 beneficiarios de planes sociales cuyas tarjetas fueron usadas para estas extracciones ráfagas.

Vuelta a la pregunta inicial: ¿una sola persona hizo la denuncia?

La fiscalía dice que entrevistará una por una a esas casi 200 personas. Es difícil pronosticar si cosechará más denuncias. Hace dos décadas atrás, cuando los planes sociales eran una novedad, hubo una investigación similar en Centenario; se la conoció por el apodo de una cucurbita. Aquella vez las víctimas confiaron, y el Poder Judicial las defraudó. El país ha cambiado mucho desde entonces, pero algunas conductas, y hasta algunos actores, persisten obstinadamente.


Caso por caso


La fiscalía, que recibió información del Banco y del Ministerio -por oficio o por allanamiento- investiga caso por caso. Vignaroli dijo que las hipótesis van desde el buen vecino que se ofrece a cobrar por otro impedido de hacerlo, y le entrega todo el dinero, hasta el que comete un delito ya que obtiene la tarjeta bajo amenazas y se queda con todo o parte del subsidio.

Dos años por lo menos lleva la maniobra. 123 millones de pesos. Casi 200 damnificados. ¿Y una sola denuncia? Algo no cierra.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora