La apuesta de Vista a un bloque emblemático de Vaca Muerta

La petrolera Vista Oil&Gas adquirió el 50% del área Aguada Federal, el desarrollo en el que Neuquén buscó sin éxito un boom en el shale nacional.




Luego de meses de negociaciones, la semana pasada la petrolera Vista Oil&Gas selló un acuerdo para adquirir el 50% de dos bloques de Vaca Muerta a la gigante norteamericana ConocoPhillips, ingresando así en una de las áreas emblemáticas de la historia del shale criollo.

En detalle, la transacción se dio por el 50% de los bloques Bandurria Norte, un área que como su nombre lo indica es lindera a Bandurria Sur, en donde YPF, Shell y Equinor llevan adelante un desarrollo masivo.

Y la otra área en la que ingresó la firma de Miguel Galuccio es Aguada Federal, un bloque que supo ser la promesa del gobierno neuquino para desarrollar Vaca Muerta. Hagamos un poco de historia.

Corría el año 2012 y Vaca Muerta era más una promesa que una realidad. YPF acaba de ser renacionalizada y apuntaba todos sus caños al desarrollo de Loma Campana, mientras que el gobierno neuquino estaba decidido a acelerar la actividad hacia la roca madre.

A través de la firma del Estado provincial, Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), y en alianza con la entonces Enarsa -hoy Ieasa- el gobierno se metió de lleno en la operación con la fractura de un pozo hacia Vaca Muerta.

En números

77
millones de dólares es el carry que Vista Oil&Gas asumió por los dos bloques que compró a ConocoPhillips.

El día del inicio de la perforación, por cuenta y orden de GyP, no fue para nada casual: se dio el 30 de octubre de 2012, en el aniversario del descubrimiento del petróleo en Neuquén.

El pozo fue bautizado como Aguada Federal, y sería el puntapié para la división del bloque que contenía esa área: Aguada del Chañar.

Con esa división, Neuquén salió a buscar socios y un año más tarde, en 2013, selló el acuerdo con la firma alemana Wintershall, hoy Wintershall DEA, para desarrollar como socias en partes iguales el bloque ya bautizado como Aguada Federal.

El proyecto junto a Wintershall DEA contemplaba un piloto de 500 millones de dólares, con un desarrollo inicial de seis pozos.

El primer pozo del bloque se perforó en 2012.

Apenas dos años más tarde y con solo tres pozos en funcionamiento, la firma alemana redobló la apuesta y le compró a GyP y el 40% de su participación, quedándose la firma estatal con solo el 10% del activo.

Con este cambio, vino también el cambio de operadora, pues Wintershall DEA tomó las riendas del bloque junto a Bandurria Norte, pero como sucedió con la mayoría de los pozos verticales que se realizaron en los primeros años de Vaca Muerta, la producción no fue la esperada.

En 2018 la firma alemana cambió la receta y sumó dos pozos horizontales que son los que dieron buenos rindes y permitieron sumar en 2019 a un nuevo socio: ConocoPhillips para hacer frente a un plan de inversión más ambicioso.

La norteamericana pagó por su ingreso un precio de 7.500 dólares el acre, pero los cambios generados por la pandemia y la compra de otros activos llevaron a la gigante del shale norteamericano a resolver su salida.

El dato

693
barriles de petróleo por día es la producción que tuvo el área durante el mes pasado.

El ingreso de Vista a los dos bloques se dio sin un pago inicial, sino que la firma tomó los compromisos de carry que ConocoPhillips había asumido por un total de 77 millones de dólares, para los cuales la misma ConocoPhillips oficiaría como entidad crediticia para la operadora de Galuccio por 25 millones de dólares.

El plan de trabajo de este año, tanto para Aguada Federal como para Bandurria Norte contempla la perforación y puesta en producción de 4 pozos y la construcción de un gasoducto de 11 kilómetros de extensión que permita tratar la producción de Aguda Federal en las instalaciones del bloque vecino de San Roque.

“Esta es una oportunidad única de reforzar nuestra posición como uno de los productores líderes de Vaca Muerta”, aseguró Galuccio tras el acuerdo de transacción y remarcó que “no solo estamos agregando áreas core a nuestro porfolio, sino también potenciando nuestro potencial de crecimiento y valor para los accionistas”.

La operadora concentró así su atención en la zona caliente de Vaca Muerta, en donde lleva adelante su gran desarrollo en el área de Bajada del Palo Oeste.


Comentarios


La apuesta de Vista a un bloque emblemático de Vaca Muerta