La caja previsional municipal se declaró en emergencia

Podrá tomar medidas de ajuste para resolver el déficit. El rojo es de 116 millones de pesos al 2018. Con un régimen de incentivo ya ahorró 800 mil pesos. La obra social y jubilatoria realizó recortes en el área de turismo. Redujo los beneficios para activos y pasivos durante la alta temporada.    



El Instituto Municipal de Previsión Social se declaró “en emergencia” para llevar a cabo medidas de ajuste, explicó el administrador de la entidad José Arnoldo Martínez.

Desde que el IMPS puso en marcha el plan de retención de los jubilados que pueden retirarse por el régimen especial de los 30 años, logró acordar con 12 agentes que optaron por continuar en actividad.

El incentivo logró un ahorro de unos 800.000 pesos, informó Martínez. El plan consistió en acordar anualmente con el municipal para que no se retire, y el empleado percibe a cambio unos 12.000 pesos de adicional. “Así y todo nos ahorramos unos 700 mil pesos por cada persona que se queda”, sostuvo Martínez

Si se mantiene la tendencia, podría a fin de año llegar a unos 12 millones que compensarán el déficit previsional de la caja jubilatoria, evaluó.
La declaración de emergencia le permitió reducir horas extras, viáticos y movilidad, recorte de gastos de funcionamiento en los complejos turísticos, restricción en compras o desvinculaciones de personal en los complejos recreativos que tiene el IMPS.

“No se trata de la planta permanente, nosotros tenemos personal de comercio, ópticas, farmacia; lo que se hizo en este caso fue convocar menos personal temporario, en los complejos turísticos”, sostuvo Martínez.

Agregó que las medidas adoptadas por la emergencia más los ingresos adicionales por el incremento de los aportes autorizados el año pasado “nos permitió equilibrar un poco las cuentas en pocos meses y por ejemplo no tendremos problemas para pagar aguinaldos”, indicó.

Una de las iniciativas cuestionadas por el sindicato de empleados fue la derivación del primer incremento paritario a la caja, lo que insufló otros 12 millones de pesos a la caja en la primer cuota.

El déficit previsional fue de 116 millones de pesos en 2018, en tanto Martínez evaluó que para este año la brecha se reducirá a 54 millones.
“La emergencia se definió mientras dure el déficit previsional”, sostuvo el administrador.

Otra de las iniciativas para reducir el rojo en el área de turismo (que el año pasado alcanzó a más de 7 millones de pesos) fue la adopción de un plan de marketing para usuarios no municipales, y reducir para los agentes comunales (activos y jubilados) los beneficios de la alta temporada.

Si antes tenían descuentos de tarifa de 40 y 50%, ahora se mantendrán para la baja temporada, mientras que en la temporada alta, el beneficio será de un 20 y 30%.

Los números de la caja

Una auditoria determinó una cifra negativa de alrededor de ocho millones pesos en el área de prestaciones de salud que coincide con el informe especial que elaboró la Sindicatura Municipal.
El titular del IMPS, José Martínez, informó que el déficit del año pasado fue de 51.781.387 pesos, mientras que el previsional fue de 116.154.000 pesos.
Los aportantes son 3.236 y los jubilados, 1.337.

Análisis: Un equilibrio entre las finanzas y la presión política

La adminstración de la caja de jubilados de la municipalidad de Neuquén ocupó el centro de la fricción política y la polémica los últimos dos años. Comenzó con el intento de derogación de los beneficios del régimen especial jubilatorio para frenar el desfase entre activos y pasivos. La iniciativa oficial fracasó debido a la oposición gremial y a la movilización de los jubilados. Siguió con la suba de aportes de los municipales y de la patronal para solventar el faltante. Y a ésto se adicionó una cuota de cada aumento paritario, que se suma a la caja jubilatoria sin el consenso de los municipales. Los nuevos aportes no sumaron equilibrio, pese a que fue un acuerdo político entre el MPN y el quiroguismo que debió recurrir a balas de goma y de una sesión sin público para frenar el descontento.
Lo que sí funcionó fue retener al personal con un plus, algo que el oficiallismo se negó a que saliera por ordenanza.

Shirley Herreros


Comentarios


La caja previsional municipal se declaró en emergencia