La muerte de Diego: Edición Impresa especial y póster

La casa del futuro ya está en Neuquén




1
#

2
#

Funcionalidad. La distribución de los ambientes aprovecha al máximo los espacios.

3
#

4
#

5
#

“En los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”. La máxima pertenece al célebre científico Albert Einstein, y sirve para ilustrar a la perfección la creación de un ingeniero neuquino, quien movilizado por un desastre natural, se vio motivado a encontrar una solución a futuro, que fuera a la vez factible y duradera.

La historia se inicia con el terremoto de Haití, ocurrido en el año 2010. La desgarradoras imágenes de la zona de desastre que ofrecían los canales de noticias, sensibilizaron a Darío Martín, un ingeniero civil neuquino, que se vio motivado a pensar alguna solución habitacional que permitiera a quienes viven en zonas con alto riesgo sísmico, contar con una casa que soporte alto impacto, y que al mismo tiempo ofrezca alto confort para la vida diaria.

El resultado de la búsqueda, fue un concepto innovador, que Martín se atreve a llamar “la casa del futuro”. Se trata ni más ni menos que de una pirámide. No es algo al azar, ni de gusto por la estética egipcia. Por el contrario, la elección de la pirámide guarda estrecha relación con la necesidad de brindar estabilidad a la casa frente a posibles terremotos. Los ingenieros afirman que la pirámide es la figura geométrica más estable que existe, y la razón tiene que ver con la física. Un terremoto es una fuerza horizontal. Las superficies en altura, sufren mucho más el efecto de una fuerza cortante aplicada sobre la base. Es por eso que el diseño con una base amplia y una superficie exigua en altura, mitiga notablemente el posible efecto de un sismo, reduciendo al máximo los daños potenciales a la vivienda y a sus habitantes.

Pero más allá del diseño, la idea engloba no solo un cuidado cálculo acerca de la capacidad de soportar eventos sísmicos, sino también un moderno diseño que incluye la utilización de energías renovables autosustentables, de forma que la vivienda podría ser instalada sola y en el medio del desierto, y contar con todos los servicios.

Con el mismo formato y prestaciones, la pirámide está pensada en dos tamaños, el primero de 115 m2 con una base de 9 x 9 metros y el segundo de 175 m2 con una base de 11 x 11 metros.

La particular forma geométrica, exige adaptar la funcionalidad de la casa. La planta alta sirve como dormitorio, con baño en suite, a lo que se agrega una pequeña oficina en el modelo más grande. Los dientes que quedan en los extremos, donde el piso forma un triángulo con la pared de la casa, son aprovechados como bauleras, bibliotecas o alacena. La punta de la pirámide, en el extremo más elevado de la casa, se utiliza para emplazar el tanque de agua.

La estructura, es totalmente metálica, y se afirma sobre una platea de hormigón igual a la de cualquier otro tipo de casa. El exterior es de chapa, mientras que los interiores se revisten con material aislante y placas de yeso.

La idea se completa con la incorporación de energías renovables, lo que permite que la casa pueda auto abastecerse. No se trata solo de cuidar el ambiente.

La intención de Martín es generar una vivienda que no dependa de la red pública de servicios, ofreciendo las mismas prestaciones en la ciudad, en lo alto de una montaña, o en una zona de guerra. Para lograr este objetivo, el diseño tipo pirámide, también es ideal. La casa tiene paneles solares ubicados en 1, 2 o 3 caras de la pirámide, dependiendo de la energía que se quiera producir. La cara más útil es la que da al norte. Ello se complementa con un aerogenerador eólico en la cumbre del techo y con un termo tanque solar para calentar el agua de uso doméstico y calefaccionar la casa con radiadores o losa radiante.

El tipo de material utilizado, permite que su construcción no demore más de 60 días, y que el costo sea sensiblemente menor al de la construcción de tipo tradicional.

Datos

Diseño. Ambientes cálidos y estética moderna.

Sangre neuquina ideas revolucionarias

El ingeniero Darío Martín nació en Mendoza, pero hace más de 30 años reside en la provincia de Neuquén y se autodefine “neuquino por elección”. Al dialogar con Clasificados Río Negro, se mostró orgulloso de lanzarse desde el sur del país a proveer una idea revolucionaria, que puede servir para mejorar la calidad de miles de personas en situaciones críticas, y brindó detalles del proyecto.

PREGUNTA: ¿Cual fue el motor que generó la casa pirámide?

RESPUESTA: Lo que me motivó fue la necesidad de hacer algo por la gente que sufre situaciones críticas como el sismo en Haití o en Chile. Veía las imágenes por tv y pensé “debo hacer algo”, e hice lo que sé hacer: soy ingeniero civil. Entones nació la idea de una casa capaz de resistir un episodio de estas características.

P: ¿Por qué la incorporación de energías renovables?

R: El concepto que trabajamos es el de una casa auto sustentable. La idea es que, en caso de ser necesario, se pueda prescindir de la conexión a la red. Ello no solo se relaciona con el menor costo de la energía para el usuario o con el notable ahorro energético que se logra. Está pensado para que la casa pueda emplazarse en cualquier sitio, sea en una chacra, en un loteo que recién se inicia, o en lo alto de una montaña, lugares donde en general no hay servicios.

P: ¿Ustedes desarrollan y comercializan la vivienda?

R: Desde Piramid All, hemos desarrollado y patentado los modelos. No somos una constructora. Pero el diseño es posible, y está a disposición de cualquiera que se anime a tomarlo e iniciar la comercialización del mismo.

P: ¿Cuál es el precio del metro cuadrado de pirámide?

R: Hemos estimado que la construcción de una pirámide con todos los servicios y llave en mano, tiene un costo de entre $12.800 y $14.400. El precio es inferior al de cualquier construcción de tipo tradicional.

P: ¿Cuánto puede demorar la construcción?

R: Estimamos que es posible montar la casa en no más de 60 días.

Datos

$12.800
Es el precio mínimo del metro cuadrado para una casa tipo pirámide con todos los servicios y llave en mano.
175 m2
La superficie del modelo de pirámide más amplio. Un segundo modelo tiene 115 m2.
3
Las caras de la pirámide utilizadas para la generación de energía. La cara que da al sur no se usa por la baja incidencia de la luz solar.

Comentarios


La casa del futuro ya está en Neuquén