Robaron elementos deportivos de un club de fútbol que contiene a casi 100 chicos en Roca

Las canchas que utiliza el club barrial Paso a Paso están ubicadas en calle Güemes 2434. Desde la escuelita, solicitan cualquier dato que permitan identificar donde están los materiales.

Este sábado, sucedió un hecho de inseguridad en Stefenelli que generó gran repercusión en el ambiente del fútbol infantil de Roca.

Ladrones ingresaron y causaron destrozos en el predio que utiliza el club infantil Paso a Paso. Como consecuencia del asalto, los delincuentes se robaron todos los materiales para el trabajo deportivo de la escuelita de Stefenelli.

Durante el fin de semana, referentes del club de fútbol infantil «Paso a Paso» -una institución contiene a casi un centenar de jóvenes- comunicaron ,a través de sus redes sociales, que habían sufrido el robo de todos los elementos que, con «mucho esfuerzo», pudieron adquirir. 

Los delincuentes se llevaron todo lo materiales de valor simbólico y de suma necesidad para el club. «No tenemos pelotas para retomar las prácticas«, se lamentó Juan Carlos «El Mono» Flores, profesor y fundador de Paso a Paso.

Delincuentes ingresaron por la fuerza y rompieron la puerta principal del predio. Foto gentileza Juan Carlos Flores.
Rompieron el candado y se llevaron todos los materiales. Foto gentileza Juan Carlos Flores.

«Disculpen las molestias, quería informarles que hace un rato me llamó el dueño de la cancha y me aviso que nos habían entrado a robar a la escuelita. Se llevaron las pelotas, indumentaria y materiales», este mensaje fue difundido a través de las redes del equipo Paso a Paso y los comentarios de indignación ante el hecho delictivo no tardaron en llegar.

Dato

100
chicos de entre 5 y 15 años conforman las distintas categorías del club.

«Para una escuelita, una pelota de fútbol es muchísimo. Para comprar nuestras diez pelotas nuevas, nosotros tuvimos que vender rifas», aseguró Flores

Casi 100 chicos, de entre 5 y 15 años de edad, participan de los entrenamientos en Paso a Paso. Foto gentileza Juan Carlos Flores.

Según el profesor de la escuelita de fútbol, estas situaciones desmotivan tanto a los chicos como a aquellos colaboradores que trabajan en el deporte, para que los jóvenes estén alejados de las calles.

Entre los materiales robados se encuentran pelotas nuevas, conitos, camisetas y todo lo necesario para que las diferentes categorías puedan realizar las prácticas en el club.

«Apelamos a la solidaridad de los vecinos. No tenemos con que realizar los entrenamientos, pero queremos seguir trabajando con los chicos», concluyó Flores.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora