Inundados: vecinos de un barrio de Roca siguen viviendo entre desbordes de agua potable

Si bien el desborde no afectó el normal suministro del servicio en los hogares, anegó varias cuadras dentro del barrio Los Olmos.





Desde el viernes pasado, un acueducto dañado generó inundaciones en las calles y se agravó con el correr de los días. El problema se originó en la intersección de calles La Plata y Chaco, pero el agua fluyó hacia el interior del barrio Los Olmos, en Roca.

Los vecinos realizaron varias presentaciones respecto a la problemática que les genera tener que transitar por las calles, expresando la enorme dificultad de mantener la limpieza de las viviendas y denunciando los daños estructurales que generará la humedad en los cimientos.

Miguel Vidal, subgerente general de ARSA, argumentó que las roturas de los caños cloacales y de agua potable provocaron continuas inundaciones en las calles de la ciudad, lo cual se ha convertido en un problema generalizado para diversos barrios de Roca.

El agua potable circuló por varias calles del barrio Los Olmos y se concentró en algunas esquinas. Foto Juan Thomes.

Una de las vecinas, que demanda una pronta reparación de las cañerías, explicó que desde el viernes a la noche comenzaron las pérdidas de agua sobre calle La Plata y que, hasta el momento, no se han acercado a realizar ningún tipo de reparación.

«Básicamente, el agua se acumula en las entradas de los autos y genera inundaciones. Con el agua siempre hay problemas, estas situaciones las vivimos permanentemente acá en barrio Los Olmos. Si no es cloaca, es agua potable la que se rebalsa», explicó una vecina, frentista a la rotura del acueducto.

La rotura en los acueductos del barrio Los Olmos se originó en calle La Plata y Chaco. Foto Gentileza.

Si bien aseguró que el servicio no fue interrumpido, la vecina sostuvo que todavía persiste el inconveniente.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inundados: vecinos de un barrio de Roca siguen viviendo entre desbordes de agua potable