La contracara de Vaca Muerta: Se desploma la producción convencional

Los campos maduros muestran marcadas caídas en Neuquén. Un sólo bloque de Vaca Muerta está cerca de igualar la producción de crudo convencional de todo Neuquén. 





La actividad en campos maduros se contrae en la provincia y es la contracara del desarrollo de Vaca Muerta. (Foto: Mauro Pérez)

La actividad en campos maduros se contrae en la provincia y es la contracara del desarrollo de Vaca Muerta. (Foto: Mauro Pérez)

El último informe estadístico elaborado por la Subsecretaría de Hidrocarburos de la provincia de Neuquén mostró datos más que positivos en cuanto a la producción de petróleo y gas, que encuentran parangón recién en los volúmenes extraídos en 2009 y 2008, respectivamente.

Sin embargo el mismo estudio detalla que la producción se ha engrosado en los últimos meses gracias al impulso de los desarrollos no convencionales, marcando una clara caída en la producción de tipo convencional de ambos hidrocarburos.

El complejo panorama de cara a los campos tradicionales se completa con la cantidad de pozos declarados por las operadoras con presencia en la Cuenca Neuquina que dan cuenta de una constante disminución en la actividad convencional.

En el primer trimestre del año apenas se perforaron 3 pozos convencionales en los yacimientos neuquinos, mientras que en los no convencionales fueron 66 los realizados. El 2018 cerró con 348 nuevos pozos en la jurisdicción pero apenas 54, es decir el 15,5% se hicieron en los yacimientos maduros.

La tendencia es clara pues en 2014 representaron el 39,3% con 217 perforaciones. Al año siguiente cayeron a 161 pozos y una representación del 32%, mientras que en el 2017 con el afianzamiento de los pozos horizontales hacia Vaca Muerta, apenas se realizaron 41 pozos convencionales, es decir el 12,8%.

El informe de Hidrocarburos de Neuquén da cuenta de que en marzo la producción de petróleo alcanzó los 134.735 barriles promedio por día, el nivel más alto para ese mes desde 2009 cuando campos tradicionales como El Trapial estaban en pleno auge.

De ese total de barriles producidos el 61% provino ahora de desarrollos no convencionales, siendo el 59% shale oil y el restante 2% del condensado de tight gas.

La producción de petróleo convencional alcanzó en marzo los 52.470 barriles promedio por día (250.258 metros cúbicos en el mes) lo cual muestra que es menor a la producción que está procesando actualmente la Planta de Tratamiento de Crudo de Loma Campana. Si bien en esta planta se recibe además la producción de los bloques linderos como La Amarga Chica y Bandurria Sur, por día son casi de 59.000 los barriles de shale oil que allí se procesan.

En números

12,73%
fue el incremento que tuvo en el 2018 la producción de petróleo en la provincia de Neuquén.
69
pozos se perforaron en el primer trimestre del año en las locaciones neuquinas, pero sólo 3 fueron convencionales.

Además las proyecciones de YPF apuntan que a sólo Loma Campana alcance a fines de este año los 50.000 barriles diarios de producción, con lo cual estará a pocos pasos de que sólo ese bloque iguale a la producción convencional de toda la provincia.

Casi el 70% del gas neuquino proviene de desarrollos en shale y tight

La enorme producción que supo alcanzar Loma La Lata parece haber quedado lejos en la memoria de la actividad petrolera local. El primer trimestre de este año cerró con un alza en la extracción de gas natural del 11,27% en comparación con el mismo trimestre del año pasado, pero ese impulso provino de los campos no convencionales que ya representan el 69% del gas de Neuquén, la principal provincia productora de ese hidrocarburo.

De acuerdo a los registros del ministerio de Energía de Neuquén, la producción alcanzada en marzo, de 70,5 millones de metros cúbicos en promedio por día, recién encuentra comparación con la registrada en 2008, situándose como el mejor marzo de la última década.

Sin embargo, los registros también dan cuenta de dos fenómenos no tan positivos al interior del segmento. Por un lado, la producción de tight gas evidencia una caída sustancial desde abril del año pasado, en coincidencia con el inicio del efecto distorsivo que generó en el sector la Resolución 46.

Esta contracción de la búsqueda de gas de arenas compactas se condice con la brusca caída que se observa al analizar las etapas de fractura completadas que, con apenas 10 etapas en el mes, marcaron en marzo una caída en su ritmo del 91% en comparación con marzo del año pasado.

Por el otro lado el gas convencional continúa en picada y apenas alcanzó en este mes los 22 millones de metros cúbicos por día.


Comentarios


La contracara de Vaca Muerta: Se desploma la producción convencional