“La cuarentena lo que hizo fue desnudar nuestras realidades”

Las personas trans, travestis y no binarias se encuentran entre los sectores con peores condiciones habitacionales y trabajo informal. Hoy se cumplen 8 años de la ley de identidad de género.





Tatiana sostiene una foto en la que aparecen todas sus compañeras. Dice que es una de sus favoritas porque están “todas sonriendo.” Foto Florencia Salto.

Tatiana sostiene una foto en la que aparecen todas sus compañeras. Dice que es una de sus favoritas porque están “todas sonriendo.” Foto Florencia Salto.

"Nuestra organización comenzó con una pandemia, el VIH fue eso en nosotras: una pandemia que en modo dominó empezó a matarnos de a una y eso nos llevó a movilizarnos en esos años", recordó Tatiana Breve, militante social trans y parte de la comisión directiva de Conciencia VIHda. Esta marcha no tiene fin, y gracias a eso desde 2012 está vigente la ley de identidad de género, que permite el cambio de nombre y de imagen en el DNI sin autorización judicial ni acreditación de intervención quirúrgica o tratamiento psicológico. Esta nueva pandemia, la del coronavirus, evidenció que hay brechas que se mantienen incólumes.  

El aislamiento obligatorio afectó directamente a la población trans, travesti y no binaria ya que la mayoría tiene empleos informales, por lo que el confinamiento redujo sus salarios y perjudicó aún más sus condiciones habitacionales. El único informe que revela la situación de precariedad en la que se encuentran fue el que hicieron organizaciones junto a la Universidad Nacional del Comahue en 2017 en Río Negro y Neuquén. Allí se marcó que el 45% de las personas tuvo dificultades para alquilar una vivienda, ya sea por discriminación en razón de su identidad, motivos económicos y sobreprecios.

“Con esto del “quedate en casa”, nosotras tuvimos compañeras que tuvieron que dejar alquileres y juntarse dos o tres para poder pagar uno solo. La cuarentena desnudó nuestras realidades y lo lejanas que estábamos del Estado también. No tenemos mujeres trans que hayan accedido a su casa, salvo dos o tres pero que tienen que ver con una herencia”, afirmó Tatiana. Mencionó que muchas, además, no se arroparon en un cálido hogar de origen y acumulan la experiencia de haber sido expulsadas. Contó la propia: “Yo me fui de mi casa a los 14 años porque mis viejos me pidieron que me fuera. Me fui a la casa de una compañera trans de Neuquén y me crié ahí, entre ellas, viste, y creo que es la única forma de acceder a nuestra historia, escuchando a nuestras compañeras que hoy sobreviven”.

Katy Villagra, coordinadora de ATTTA, Asociación Travestis, Transexuales, Transgénero de Argentina, agregó: “al principio fue muy duro, la cuarentena nos unió, porque nos encontró con derechos no conquistados por nuestras compañeras que estaban más vulnerables que son trabajadoras sexuales”.

Tanto Tatiana como Katy plantearon que la primera urgencia fue la alimentaria. Recién esta semana se pudo crear un comité para canalizar otras demandas. “Pedimos participar para no ser simplemente beneficiarias, somos parte de esa transformación”, dijo Tatiana. Destacó el programa Potenciar Trabajo de Nación que es el primero que las incluyó dentro de la emergencia sanitaria: de las 3536 personas incorporadas, 41 son de Neuquén. “No sólo tiene perspectiva de género sino que fue delineado por personas trans”, aseguró (ver aparte).

Durante esta pandemia fue presentado en la Legislatura el proyecto de ley integral trans, que ya tomó estado parlamentario, y que en entre otros aspectos reclama el cupo laboral.

Para Katy lo importante es que haya cada vez más personas trans adultas mayores. “Las de mi época quedaron muchas en el camino”, señaló. Tatiana sostuvo: “la defiendo, la milité y siento que lo más importante que tenemos es la ley de identidad, nos generó otro contexto. Soy una convencida de que hasta que no seamos las últimas de la fila las que ocupemos lugares donde se toman decisiones va a costar mucho.”

Políticas públicas

*Potenciar Trabajo. Tiene como objetivo el acceso a la terminalidad educativa formal, la certificación en oficios y estímulos a emprendimientos productivos. La asignación es del 50% del salario mínimo, vital y móvil. Los ministerios de Desarrollo Social y de Géneros de Nación junto al Inadi informaron que fueron incorporadas 3536 personas trans/ travestis del país, 41 de las cuales son de Neuquén.

*Comité de emergencia. Lo integran ATTTA, Conciencia VIHda, Varones trans y no binarios de Neuquén y Río Negro, representantes de Desarrollo Social de Nación y provincia. El objetivo es poder canalizar las demandas de la población.

*Conexión Arcoiris. La secretaria de Ciudadanía del municipio de Neuquén habilitó esta semana una línea para la atención de personas LGBTIQ+ y sus familias durante la cuarentena. El número es 299-5928072. Funciona de lunes a sábado de 8 a 20. Por mail: derechoshumanosdyp@muninqn.gov.ar.

Hay gobiernos que creen que la ley de identidad de género se hizo solamente para llamarnos con el nombre con el que nos autopercibimos”

Katy Villagra, coordinadora de la Asociación Travestis, Transexuales, Transgénero de Argentina.

¿Cómo nos organizamos? De manera solidaria, como históricamente las personas trans nos supimos organizar”

Tatiana Breve, integrante de la comisión directiva de Conciencia VIHda.

Comentarios


“La cuarentena lo que hizo fue desnudar nuestras realidades”