La enfermera de Bariloche que enfrenta al Covid en todos lados

Miriam González pasó por los hoteles donde aislaban a los pacientes con Covid, los geriátricos, la sala de terapia intensiva, el área de vacunación y ahora, el hospital modular.

Miriam González tiene 32 años y es la jefa del Departamento de Enfermería del hospital Ramón Carrillo. Foto: gentileza

Miriam González tiene 32 años y es la jefa del Departamento de Enfermería del hospital Ramón Carrillo. Foto: gentileza

Con sólo 32 años, Miriam González es la jefa del Departamento de Enfermería del hospital Ramón Carrillo. Trabaja sin cesar desde el inicio de la pandemia y pasó por los hoteles donde, en principio, se aislaban a los pacientes con Covid-19, los controles en los geriátricos, la guardia respiratoria, el área de terapia intensiva, el sector de vacunación y ahora, el hospital modular.

Si bien coordina los equipos, brinda servicio como una enfermera más, cada vez que se requiere. Algo que cada vez es más frecuente.

Con la pandemia y las resoluciones, quedamos con un número reducido de enfermeros. Más allá del ámbito hospitalario, hay numerosos sitios externos de modo que tenemos que salir a cubrir por todos lados”, contó González a RÍO NEGRO este miércoles 12 de mayo, Día Internacional de la Enfermera en conmemoración por el nacimiento de Florence Nightingale.

Esta licenciada en Enfermería recordó que, al comienzo de la pandemia, “todo era nuevo. La dinámica del ámbito hospitalario se maneja viendo al paciente. En los hoteles, no los veíamos. El contacto era por celular y les dejabas las cosas en la puerta”.

El trabajo fue constante y fue aumentando con el paso del tiempo. El cansancio se siente anímica y físicamente. “¿Lo más duro que nos tocó atravesar hasta ahora? La muerte de nuestro compañero nos marcó muchísimo. Era uno de los enfermeros más queridos”, comentó sobre Marcos Burgos, un enfermero de 60 años que murió en diciembre. Fue la primera víctima que se cobró la pandemia entre los trabajadores de salud en Bariloche.

"No sabemos cuándo termina esto. O lo vemos lejos y no sé cómo vamos a aguantar tanto tiempo”, dijo Miriam González.

“El hospital es un mundo y ves que la calle es otro. Como personal de salud, te sentís al límite. Te cuidas en ámbito hospitalario y afuera te relajas un poco, aunque no tanto como la comunidad en general”, dijo esta mujer que se recibió en la Universidad del Comahue.

Reconoció que, al comienzo de la pandemia, sentía miedo: “No sabíamos qué se venía, ni las consecuencias que tendría. Siempre nos preparamos para atender al otro, al individuo enfermo. Entonces, al principio era un temor constante. Después fueron avanzando los protocolos y uno va tomando más confianza aunque a la vez, se siente un desgaste por la pandemia. Quizás saliste una semana de licencia pero no alcanza”.

González coordina los servicios de enfermería, articula con los jefes de cada departamento y ante una demanda creciente de recursos por la pandemia, arma con un oficio casi de artesana la parte logística. “Se trata de priorizar el recurso, evaluar en detalle a quién le mandamos un enfermo porque hay necesidades en todos lados. En este contexto, la mayoría va a los lugares más críticos como UCI (Unidad de Cuidados Intermedios) y UTI (Unidad de Terapia Intensiva) pero dejas sin enfermeros al resto de los servicios. Hoy hay que apoyar a quienes la están pasando peor. Todo el hospital hoy está complicado”, señaló.

Recordó que el área de terapia intensiva estaba conformada por nueve camas pero hoy son 23. “La UCI ya es una UTI. Hubo que capacitar a los enfermeros, armar los planteles. La terapia intensiva requiere otro tipo de medicación, otros cuidados, otra complejidad. Y los pacientes ya no están despiertos sino que están entubados”, expresó.

Los enfermeros trabajan cinco días a la semana, ocho horas, con dos francos. Pero muchos son los que realizan guardias. “Le sacas tiempo a tu familia, a tu vida. La semana pasada trasladamos la maternidad y hubo que acomodar gente. Entramos a las 8 y nos fuimos a las 20”, comentó.

Admitió también que jamás imaginó atravesar una pandemia. “Lo leí una vez en teoría de la facultad. El principal temor es que algún compañero se infecte grave. Pero además, no sabemos cuándo termina esto. O lo vemos lejos y no sé cómo vamos a aguantar tanto tiempo”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La enfermera de Bariloche que enfrenta al Covid en todos lados