La familia es lo primero



Una funcionaria de la Secretaría de Transporte, imputada junto al exsecretario de la cartera Juan Pablo Schiavi por supuestas irregularidades en la licitación para controlar la SUBE, puso a su hermana arquitecta para que refaccionara una oficina por $ 2,5 millones, con gastos en muebles que costaron hasta 15 veces más caros. Se trata de Nora Turco, directora nacional de Planificación de Transporte, que designó a su hermana, Leonor Turco, para que se hiciera cargo de las refacciones de la sede del organismo que dirige. Las sillas más baratas cotizaron 4.500 pesos, según consta en el expediente.


Comentarios


La familia es lo primero