La fruticultura pagó $ 81 millones más en impuestos

Son los que corresponden a los derechos de exportación. Este gravamen se implementó a principios de la temporada pasada. El valor representa 5 centavos por kilo de fruta vendida al exterior.

Los exportadores presionarán para que los derechos bajen del 10 al 5%, un beneficio que ya tiene el sector citrícola.
Durante el 2002 la actividad frutícola regional transfirió recursos por más de 81 millones de pesos hacia las arcas del Estado Nacional, sólo en concepto de derechos a las exportaciones.

Esta cifra corresponde al impuesto que puso en vigencia el gobierno nacional el año pasado, consistente en una retención del 10% del valor FOB declarado sobre las ventas externas de peras y manzanas, y un 5% sobre todos los productos industrializados (jugos concentrados y anexos).

Teniendo en cuenta los valores promedio de fruta fresca de exportación declarados (FOB) durante el año pasado y los volúmenes destinados hacia estos mercados, se deduce que el fisco nacional se queda con cerca de 5 centavos por kilo de fruta exportada. Haciendo el mismo análisis para el sector industrial, el Estado se está quedando, en promedio, con algo más de 2 centavos por cada kilo de fruta que el productor deriva a la molienda.

Mucho dinero para una actividad que recién se está recuperando y que carece de financia- miento para poder trabajar en escalas adecuadas.

Para este año, teniendo en cuenta que se esperan mayores exportaciones en el sector, las transferencias de recursos del sector privado al público se incrementarán.

"El gobierno sigue gastando a cuenta de los futuros ingresos que genera el sector privado y nada se habla ya de las reformas estructurales que quedan pendientes de hacer en la administración pública para tener un Estado más eficiente", confió un importante operador del mercado ante una consulta telefónica de este diario. Por otro lado, con la baja que está registrando el dólar y el negativo efecto que tiene esto sobre los ingresos fiscales, empresarios del sector no descartan nuevas medidas (más impuestos y/o eliminación de beneficios fiscales) que tiendan a compensar esta caída de recursos.

"Teniendo en cuenta las reacciones que ha tenido este gobierno, no suena descabellado pensar que presionarán aún más sobre las exportaciones", destacó la fuente en otra parte de la conversación.

Toda la pera, manzana o uva de mesa en fresco que sale de la región valletana está pagando derechos a la exportación por un valor equivalente al 10% del precio FOB declarado por esas ventas.

El año pasado el sector citrícola consiguió que el Ministerio de Economía de la Nación le bajara los derechos sobre las exportaciones del 10% al 5%, beneficiando los retornos para la actividad.

Lo lamentable de todo esto es que en el mismo momento en que el sector citrícola presentó al Ministerio de Economía el pedido de rebaja de derechos lo hizo también la Cámara Argentino de Fruticultores Integrados (CAFI), sin obtener hasta la fecha resultado alguno.

Esto quiere decir que mientras la citricultura consiguió una respuesta del gobierno favorable, a la región del Valle le fue negado en forma reiterada. Para el sector exportador de peras y manzanas, la rebaja de cinco puntos sobre los derechos a las exportaciones significa algo más de 40 millones de pesos.

Teniendo en cuenta las restricciones fiscales que contempla el gobierno nacional para este año, es poco probable que el pedido en cuestión pueda otorgarse durante esta temporada.

Redacción Central


Comentarios


La fruticultura pagó $ 81 millones más en impuestos