La “gota fría” causó un feroz temporal y muchos daños en España

Un alcalde definió el escenario diciendo que parecía que se terminaba el mundo. La zona este del país fue la que más daños sufrió. Reportaron dos muertos. Muchos vehículos fueron arrastrados hacia el mar, se rompieron viviendas, hubo cortes de ruta y servicios colapsados. Mantienen el alerta.





Vehículos amontonados o arrastrados hasta el mar por la fuerza del agua, árboles caídos, contenedores de basura flotando y calles convertidas en verdaderos ríos caudalosos: las fuertes lluvias que cayeron sobre el este de España dejaron impresionantes imágenes y destrozos, que las autoridades evaluaban.


Este feroz temporal es efecto de un fenómeno conocido como “gota fría”, que ya provocó otros diluvios en años anteriores en esta época. El furioso temporal del miércoles provocó inundaciones en varias ciudades, sobre todo en las provincias de Tarragona, Castellón y Toledo.


Hoy hubo precipitaciones importantes en Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares y Navarra, con áreas en nivel naranja por tormentas y lluvias.


Según el diario El País, dos turistas alemanas de 23 y 25 años que se bañaban en aguas de Cala Mandia, en Manacor, Mallorca, murieron ahogadas cuando nadaban en medio de un fuerte oleaje.


El impacto de la tormenta que el miércoles fue calificada como “muy excepcional” por el Servicio Meteorológico de Cataluña dejó serios daños materiales en el este de España, donde poblaciones como Alcanar, unos 200 kilómetros al sur de Barcelona, llegaron a registrar 212 litros por metro cuadrado en tres horas.


La gota fría, DANA o baja segregada, es un fenómeno meteorológico anual que suele coincidir con el inicio del otoño y la primavera en el Mediterráneo occidental. 



Un fuerte caudal de agua marrón irrumpió por las calles de varios municipios de la zona, arrasando todo lo que encontraba a su paso y obligando a las fuerzas de seguridad a rescatar a personas de vehículos.
En principio, no se registraron víctimas mortales en las ciudades afectadas por las inundaciones.


“Parecía que se acababa el mundo”, describió el alcalde de Alcanar, Joan Roig, en la radio Rac 1, y afirmó que ayer su pueblo se encontraba “devastado”, por lo que solicitó ayuda para retirar el barro que todavía anegaba sus calles.
La administración local mantiene la alerta por inundaciones mientras se evalúan los daños y las 83 personas que fueron desalojadas regresan a sus casas.


En poblaciones como Alcanar, unos 200 kilómetros al sur de Barcelona, llegaron a registrar 212 litros por metro cuadrado en tres hora.



En la vecina Comunidad Valenciana (este), la lluvia torrencial dificultó aún más la salida a la calle de los gigantes monumentos de las Fallas, que se celebran estos días por primera vez desde que comenzó la pandemia de covid.


En Madrid, la tormenta también anegó calles, túneles urbanos y rutas, y provocó atascos de tránsito, caídas de árboles o ramas y vehículos averiados. Varias líneas de metro tuvieron que suspender sus servicios temporalmente.
Además se inundaron viviendas y locales comerciales. Los servicios de emergencia se vieron desbordados por llamados de auxilio.


El fenómeno de “gota fría” puede darse entre el final del verano y el principio del otoño.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La “gota fría” causó un feroz temporal y muchos daños en España