La histórica semillería de Roca cierra sus puertas tras 45 años

Este fin de año bajará sus persianas “Zara, rincón verde”. La inflación, precios dolarizados y altos alquileres obligaron a las hermanas Elsa y Mónica a cerrar un comercio que duró 45 años.



#

Elsa, continuará trabajando en la atención al público hasta el cierre del local a fin de año.

Estanterías vacías muestra uno de los negocios más antiguos de Roca. Se trata de Zara, rincón verde, pero que durante años fue conocida como Semillería Grandotto-Zara.

“Mi familia soportó muchas crisis, pero esta es insostenible. La semillería era un cable a tierra para nosotras pero ya no nos da ni para pagar el alquiler, así que vamos cerrar”. Con lágrimas en los ojos Elsa Graciela Zara lamenta la decisión que tuvieron que tomar con su hermana Mónica con la histórica semillería, que inauguraron su padre y su tío hace 45 años.

Hoy está todo dolarizado. Las semillas son importadas. Medio kilo de semillas de tomate cuestan, sin IVA ni flete, alrededor de $3.500. Las semillas se venden a precio dólar, las masetas son de Argentina pero tienen componentes importados como el vidrio, zinc o decozinc. Eso las encarece mucho y cuesta venderlas porque son caras”, explicó Graciela.

Agregó que a pesar de los altos valores de los productos, ellas han tratado de mantener los precios para no castigar a los clientes de toda una vida.

Semillería Grandotto- Zara era la sociedad entre su padre Aurelio Zara y Armando Grandotto, hermano de su mamá Delia. Pero la historia comienza muchos años antes. Entre la atención de los clientes, Elsa se toma un tiempo y recuerda que sus abuelos primero y luego sus padres apostaron a un pueblo que fue creciendo rápidamente.

Los abuelos maternos de Graciela, eran de Lombardía, norte de Italia y llegaron a Argentina a principios del siglo pasado.

“A comienzos de los ‘60 y hasta los ‘70, Don Grandotto, tenía en Sarmiento casi 9 de julio un restaurante, donde hoy está el edificio del Cable Visión. Se llamaba “La parada del Trencito”, porque a esa misma altura, sobre 9 de julio, paraba el tren y los pasajeros pasaban a tomar o comer algo. Era bar, pensión y restaurante. En ese lugar viví hasta los siete años”, cuenta Graciela.

Agrega que Aurelio Zara y Armando Grandotto tenían una sociedad con la que compraron chacras. Luego de una de las tantas crisis económicas y las fuertes heladas que afectaron los frutales, tuvieron que venderlas.

Por su parte don Aurelio ubicó la semillería en 9 de julio casi Sarmiento y la atendió hasta entrado en años. “Si bien la semillería nunca daba ganancia, nos permitía subsistir en los meses más complicados. Cuando mis padres dejaron, mi hermana y yo decidimos continuar con la tradición familiar del comercio”, dijo.

Hace seis años que la semillería, que ahora tiene el nombre de Zara, rincón verde, funciona en Italia 1536. Tal vez la idea de estar más cerca del centro, en un local más moderno alentó a las hermanas a darle un nuevo empuje al comercio, pero la situación del país, con su inflación galopante, precios dolarizados y altos alquileres les negó ese crecimiento.

Los clientes de siempre también han expresado su pesar por el cierre de un comercio que ha dejado una huella en la ciudad.

Un punto de encuentro: General Roca

Datos

Los clientes de siempre también han expresado su pesar por el cierre de un comercio que ha dejado una huella en la ciudad.

Comentarios


La histórica semillería de Roca cierra sus puertas tras 45 años