La inflación de febrero fue de 3,8%, y en dos meses ya acumula 6,8%

Con este incremento, la inflación minorista del primer bimestre del año ascendió a 6,8% y alcanzó al 51,3% en la comparación de los últimos 12 meses. El año pasado alcanzó el 47,6%, el valor más alto desde 1991.



El índice de Precios al Consumidor, es decir el nivel de inflación, aumentó durante febrero el 3,8%, impulsado por la suba en los precios de los alimentos y las tarifas de los servicios, según informó hoy el Instituto Nacional de estadística y Censos (Indec).

Con este incremento, la inflación minorista del primer bimestre del año ascendió a 6,8% y alcanzó al 51,3% en la comparación de los últimos 12 meses.

La inflación de febrero estuvo signada por un incremento del 5,7% en Alimentos y bebidas, del 6,4% en lo referente a los gastos en Vivienda, agua, electricidad, gas y “otros combustibles”.

Los Bienes subieron 6,4% y los servicios el 7,5%, informó el Indec, que también dio cuenta que los productos estacionales subieron 1,9%, los regulados el 4,2% y el IPC Núcleo el 3,9%.

Si bien el IPC Nacional tuvo un aumento del 3,8%, la región de Noreste registró el mayor incremento con el 4,5%, seguida por la del Noroeste con el 4,2%. A su vez, la Patagonia alcanzó el menor aumento, con el 3%.

El incremento del 3,8% superó las estimaciones de los economistas consultados por el Banco Central en el Relevamiento de Expectativas Económicas (REM), que habían calculado una variación del 3,5% para el segundo mes del año.

Para todo el año, los economistas estiman que la inflación alcanzará al 32%, contra el 29% que calculaban en diciembre.

El secretario de Política Económica, Miguel Braun, aseguró ayer en declaraciones al canal Todo Noticias que la estimación de inflación, en torno al 30%, “significa una baja en relación con el año pasado”, que alcanzó el 47,6% en el total del 2018, el valor más alto desde 1991.

Por su parte el ministro del Producción, Dante Sica, había anticipado hace una semana que por los aumentos de tarifas y de la carne, con diferencias a veces “más del doble” entre el precio de las carnicería que en los supermercados, se esperaba que la “inflación (de febrero) esté por encima” de lo que se calcula parra marzo.

Si bien no tenía el número del Indec, Sica reconoció en esa oportunidad que “quizás estén dando una inflación que esté por encima de lo que se estaba esperando”.

En ese sentido, el ministro señaló que “uno tiene que ver con los bienes regulados, el impacto de las tarifas”, y remarcó que “para marzo deberían estar los últimos aumentos”, por lo cual “no debería tener impacto hacia adelante”.

Desde el ámbito privado, la consultora Ecolatina consideró que “la aceleración de la inflación” -pasó del 2,6% de diciembre, a 2,9% en enero y 3,8% en febrero- “respondió a varios factores”, entre ellos “el traslado a precios de los saltos del dólar de 2018”.

A esta dinámica “se sumó el ajuste de tarifas de servicios públicos y el aumento cercano al 40% en el precio mayorista de la carne, con un efecto tanto en su precio minorista como en los de los bienes sustitutos”, como pollo y cerdo, apuntó Ecolatina a través de un informe.

El Indec dio cuenta de aumentos del 6,7% en el corte de asado, del 6,5% en el kilo de carne picada, 10% en el del filet de merluza, 5,5% en la leche en sachet y 14% en el precio de la lechuga.

Medidas adicionales desde el Central

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, anunció este jueves medidas adicionales para avanzar en el control de la inflación.

“En respuesta al número de inflación de febrero, el Comité de Política Monetaria (Copom) tomó hoy decisiones para reforzar aún más este esquema” dijo Sandleris y enumeró que en primer lugar se extenderá el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria hasta fin de año (en septiembre se había establecido que era hasta junio de este año).

En segundo término, resolvió “hacer permanente el sobre cumplimiento de la base monetaria alcanzado en febrero”.

Sandleris indicó que en tercer lugar se decidió “eliminar el ajuste por estacionalidad previsto para junio”.

Y, por último, explicó que se estableció que “los límites de la zona de no intervención cambiaria crecerán a 1,75% mensual durante el segundo trimestre del año”, es decir por debajo del 2% que se aplica actualmente.
“Con estas medidas la meta de base monetaria a fin de año pasa a ser 10% inferior a lo establecido originalmente”, aseguró Sandleris.

“Adicionalmente y con el objetivo de fortalecer la institucionalidad de nuestra política monetaria, el Poder Ejecutivo enviará al Congreso en las próximas semanas un proyecto de reforma de la Carta Orgánica del Banco Central”, agregó el funcionario.

Detalló que los principales cambios que propone el proyecto son establecer que el objetivo prioritario del BCRA es la estabilidad de precios y la prohibición de que el Central financie al Tesoro.


Comentarios


La inflación de febrero fue de 3,8%, y en dos meses ya acumula 6,8%