La Justicia afirmó que no hay causa “perjudicada”

Calificó al hecho como “un atentado” contra ese Poder. Arquitectos evalúan si existieron daños estructurales en el edificio.



1
#

2
#

Peritos de bomberos trabajaron en la zona donde se inició el incendio. (Foto: Mauricio Martín)

Incendio en Justicia

La Justicia informó que el incendio alcanzó expedientes pero que “ninguna causa penal se verá perjudicada o impedida de avanzar”. Calificó al suceso como un “atentado” contra el Poder.

En un comunicado, manifestó que las “llamas” afectaron al juzgado de Carlos Mussi y “han afectado parcialmente otras dependencias”. Estimó que “los daños no fueron mayores” por “el sistema automático contra incendios”. Los “expedientes quemados estaban mayoritariamente destinados a archivo y los afectados, que estaban en trámite, serán reconstruidos de inmediato, por lo que ninguna causa en curso de investigación ha quedado en condición de irrecuperable”. Se ratificó que “ninguna causa penal en curso de investigación se verá perjudicada o impedida de avanzar”.

El comunicado entiende que es atentado contra el Poder Judicial pero, que “lejos de intimidar a magistrados, funcionarios y empleados”, este tipo de “episodios nos une aún más, prueba acabadamente nuestra consistencia institucional y redobla el compromiso asumido con la tarea cotidiana”.

Actualmente, el edificio de tribunales permanece cerrado. Continúan las pericias y, además, un equipo de arquitectos analizan si existieron daños en la estructura.

Actualmente, técnicos repasan el estado del edificio, como también, si se podrán reparar rápidamente la red eléctrica y conexiones informáticas. Así, se evalúa si mañana hay actividad o si continúa sin servicio.

En la madrugada del domingo, un incendio intencional afectó y destruyó expedientes en el Juzgado de Instrucción N° 4, a cargo de Carlos Mussi.

Tanto en la fuerza de seguridad como en la investigación judicial se aguardaban anoche las pericias de Criminalística y Bomberos. Deben confirmar que se trata de un acto premeditado aunque todas las hipótesis giran en torno a su intencionalidad; revelaron fuentes policiales y judiciales.

Los investigadores están asignados a revisar cámaras de seguridad que funcionan en el corazón de la ciudad. Buscan reunir elementos sospechosos dentro de la movilidad de personas y en la constante circulación de taxis, sobre todo por la céntrica avenida 25 de Mayo, y casi a la hora que coincide con el cierre de locales nocturnos. Asimismo, se solicitó colaboración a los expendedores de combustible con el propósito de verificar que líquido se empleó y en un intento de identificar a los potenciales responsables.

El siniestro tuvo su epicentro en una estrecha oficina. Allí, se encontraban apilados trámites sumariales, en el tercer nivel (2° piso) del Poder Judicial. Mussi tiene en curso varias causas recientes como un intento de homicidio hacia la joven Soledad Martínez, y parte de episodios ligados a presunta corrupción de menores.

El edificio de tribunales está ubicado en la céntrica manzana donde también funcionan la Casa de Gobierno, la Jefatura de Policía y el bloque radical.

En menor medida, resultó afectado además el sistema eléctrico y redes el sector del inmueble donde tiene actividades el Juzgado Comercial N° 1 en el mismo nivel; y en forma parcial las dependencias que ocupa el Juzgado de Instrucción N° 2, a cargo de Favio Igoldi.

Los primeros indicios dan cuenta de que el responsable o bien los atacantes habrían ingresado por una playa de estacionamiento del Poder Judicial, ubicada detrás del inmueble, y sobre el pulmón de manzana.

Todo indica que treparon hasta un techo de una dependencia de servicios de los tribunales que le facilita la vista de las oficinas del Juzgado de Mussi o por lo menos quedan de frente hacia pequeñas ventanas donde trabajan sus más estrechos colaboradores. La Policía está averiguando si el autor o autores penetraron al edificio rompiendo la pequeña abertura que se asemeja a un ventiluz o bien lo arrojaron desde fuera.

En el lugar habría sido encontrado el recipiente que figura en la causa como punta del ovillo para investigar el atentado. La fiscal en turno Paula Rodríguez Frandsen encabezó las primeras averiguaciones sobre el caso. El compartimiento más dañado quedó aislado con una cinta. Luego trasladó las actuaciones a su par de grado Itziar Soly con una primer carátula del expediente cuyo título sería “incendio y estrago”.

El hecho delictivo habría tenido su origen alrededor de las 6.30 y tras la señal de alarma concurrieron varias dotaciones de bomberos.

El rociado de agua causó perjuicios en papelería depositada en el despacho del Juzgado 2, situado en el segundo nivel (primer piso).

Uno de los elementos que habría juzgado en favor del desconocido o desconocidos es que la custodia del edificio permanece sobre el acceso principal de calle Laprida, y en planta baja; en tanto el incendio tuvo lugar en el tercer nivel. No obstante, fuentes policiales indicaron a “Río Negro” que al momento de escucharse la explosión, el guardia dio inmediato aviso al cuartel central de bomberos.

A raíz de lo ocurrido, se hicieron presentes a primera hora el magistrado y los empleados quienes durante gran parte de la jornada pasada rescataron los expedientes y concretaron una profunda limpieza de las oficinas y habitáculos más dañados; en medio de un desánimo generalizado.

Para ello, se requirió la convocatoria de personal de maestranza del edificio y la contratación de fletes particulares a fin de retirar elementos y mobiliario siniestrado.

Asueto en el edifico central

La presidenta subrogrante del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Liliana Piccinini, dispuso ante las mencionadas circunstancias, un asueto para hoy. Comprende “suspensión de términos y sin perjuicio de los actos a cumplirse” durante este día.

Establece que serán exceptuados de la eximición del débito laboral a las Jefaturas del Area de Administración General -Fondos y Compras-, Delegación local de la Gerencia de Sistemas, Gerencia de la Primera Circunscripción Judicial y personal que se designe al efecto, Area de Infraestructura y Arquitectura Judicial, y funcionarios que asisten al STJ.

Uno de los fundamentos de la medida fue que se atendieron recomendaciones del Area de Infraestructura en virtud de que se impone la supervisión del estado del armazón del nivel superior en el que se encuentra emplazada la Cámara en lo Criminal (Salas A y B).

Asimismo, se consideró necesario realizar las tareas de reacomodamiento del organismo mayormente afectado y reconstruir instalaciones eléctricas y de redes de manera “exhaustiva y confiable”. La conmoción provocó que varios magistrados acudan en la mañana pasada a expresar su solidaridad a Mussi.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


La Justicia afirmó que no hay causa “perjudicada”