La Justicia vuelve a la "nueva normalidad" en Bariloche

El lunes se retoma la actividad de manera presencial en los tribunales locales.  Los plazos de las investigaciones fueron postergados durante la cuarentena y hay varias causas por resolver.





La próxima semana comienza la actividad judicial en el edificio Pilmayquén. Archivo

La próxima semana comienza la actividad judicial en el edificio Pilmayquén. Archivo

El servicio de justicia volverá a poner en marcha la maquinaria jurídica a partir del 20 de julio, cuando se deje sin efecto la suspensión de términos que el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro dispuso por la pandemia, que causa el nuevo coronavirus. No es un hecho menor. Durante cuatro meses, los plazos de las investigaciones penales estuvieron congeladas formalmente, y las personas involucradas en causas civiles o laborales no podían apelar sentencias ni presentar recursos.

Con la reanudación de los plazos procesales se reactiva el servicio de justicia  y volverán por ejemplo, los juicios penales. Los organismos judiciales podrán notificar los fallos que se dictaron durante esas semanas de pandemia en todos los fueros y que afectan la libertad o los bienes de cientos de personas de esta ciudad y las localidades del departamento de Bariloche.

En Viedma se reanudó el servicio de justicia semanas atrás. En cambio, en Roca y Cipolletti siguen con los plazos procesales suspendidos por la situación sanitaria en esa zona del Alto Valle.

El servicio se reanuda porque Bariloche entró en la fase de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo). Desde el STJ explicaron que el primer paso que se hará es notificar las sentencias que se hicieron durante los cuatro meses de receso extraordinario.

Estimaron que en la provincia se dictaron unas 5 mil sentencias. Un porcentaje importante corresponde a la Tercera Circunscripción, cuya cabecera es Bariloche.

A partir de esa notificación las partes tendrán los plazos legales previstos que, por lo general son 10 días hábiles, para presentar las apelaciones o impugnaciones correspondientes.


Priorizar lo urgente


Recordaron que durante los cuatro meses de receso se priorizó la atención de lo urgente. Pero la esencia del servicio quedó virtualmente congelada. Varios internos del penal esperan que se resuelvan sus pedidos para acceder a la libertad condicional cuando se reanude la actividad.

Al fuero penal lo llenaron de plata, de funcionarios y jueces y funciona mucho peor. Los delitos de importancia no terminan en nada”.

Rodolfo Rodrigo, abogado.

También, los plazos de las investigaciones de las formulaciones de cargos que se hicieron contra decenas de imputados durante estos cuatro meses de receso comenzarán a correr.

Hay varias causas que se tienen que definir en las próximas semanas. El fiscal Guillermo Lista informó que cuando se reanuden los plazos procesales se definirá la condena para los policías Delfín Fernández y Cristian Barría por el delito de vejaciones durante un procedimiento en perjuicio de un grupo de jóvenes.

Los jueces Bernardo Campana, Gregor Joos y Juan Martín Arroyo declararon responsables el 19 de febrero pasado a los imputados. Pero quedó a medio camino el juicio porque no se pudo hacer el juicio de cesura para definir la pena.

Lista dijo que falta el juicio para imponer la pena al policía Maximiliano Javier Chamorro que fue declarado culpable por los delitos de lesiones graves, agravadas por el empleo de arma de fuego y con abuso de la función por su condición de policía.

Los jueces Marcos Burgos, Romina Martini y Héctor Leguizamón Pondal lo declararon autor responsable de haber efectuado el disparo con la itaka que portaba la noche del 5 de enero de 2016 en perjuicio de un joven desarmado, que no acató la voz de alto.

La víctima quedó con 15 orificios en su espalda y una costilla fracturada tras recibir un disparo con un cartucho con postas de goma, a muy corta distancia.

En estos meses de receso, la suerte de un imputado se definía en la pantalla de un celular”.

Estanislao Cazaux, abogado.

Expedientes espinosos


Otra causa que avanzará un casillero cuando se reanuden los plazos procesales será la investigación por los aportantes truchos a la campaña a intendente de Gustavo Gennuso, en 2015. La única sospechosa es la exconcejala Viviana Gelaían, que actuó como administradora de los fondos de la campaña de la alianza electoral “Juntos Somos Bariloche”.

La investigación preliminar estableció hasta ahora, según fuentes judiciales, que Gelaín presentó el 6 de noviembre de 2015 en la sede de la Junta Electoral Municipal y, después, en la Justicia Electoral Provincial la rendición de los ingresos y gastos de campaña.

En la documentación figuran las personas que hicieron aportes. Sin embargo, en la investigación preliminar advirtieron que varias personas que figuran presuntamente en ese listado negaron haber hecho aportes a la campaña de Gennuso. Hoy, Gelaín es funcionaria del Ejecutivo municipal.

Otra causa importante es la investigación por el homicidio de Micaela Bravo, que ocurrió a finales de marzo de 2016.

Angélica Roxana Paine es la única imputada hasta el momento por el crimen de Micaela. La fiscal Betiana Cendón imputó el 5 de abril del año pasado a la mujer como supuesta autora del homicidio.

La fiscal pidió un año de plazo para investigar la trama del macabro homicidio. La querella adhirió a la acusación y los plazos solicitados por Cendón.

El defensor oficial Marcos Cicciarelo asistió en la audiencia de formulación de cargos a la mujer acusada y no objetó en ese momento ni los cargos ni los plazos que el juez de garantías Ricardo Calcagno dispuso.

El plazo venció el 5 de abril. Pero como estaba vigente la suspensión de términos, ese vencimiento se corrió. Fuentes judiciales informaron que la defensa de Paine pedirá una ampliación del plazo de investigación después del 20 de julio.

Bravo salió el mediodía del 23 de marzo de 2016 de su casa, ubicada en el barrio 2 de Abril, para llevar a su sobrina al jardín Mundo Nuevo, distante a unas 3 cuadras. Nunca regresó. Según la fiscalía, se la vio por última vez cuando se retiraba del jardín con Paine.

Dos semanas después, su cadáver apareció en un lote deshabitado a pocas cuadras de su domicilio. El homicidio de la joven despertó hipótesis de todo tipo. Paine es la madre del joven que era pareja de Micaela, quien se había separado de su esposo con el que tuvo 3 hijos.


La palabra de los abogados


El abogado Rodolfo Rodrigo opinó que estas semanas de receso extraordinario el servicio de justicia “tecnológicamente funcionó bien para lo que se atendió”.

De todos modos, aclaró que el sistema penal vigente en la provincia “funciona bien porque mete preso a los pobres”.

“El servicio de justicia es definitivamente malo”, opinó. “Hoy con el nuevo sistema intervienen varios jueces que no conocen las causas”, agregó.

Dijo que se trató de implementar una estructura “para favorecer a los fiscales”. Consideró que está pensado para perseguir los delitos de las clases menos pudientes. “Este sistema no detecta los delitos complejos, lo único que detecta y atiende es el delito del día a día”, afirmó Rodrigo. Y consideró que toda la digitalización complica.

Pero admitió que funcionó en los juzgados laborales y civiles, “que aplicaron todo lo que se podía para resolver las causas más urgentes”.

Observó que la digitalización de las causas “es muy de avanzada, pero es muy primitivo en cuanto a las garantías y perdió valor la prueba documental”.

Dijo que el fuero penal “lo llenaron de plata, de funcionarios y jueces y funciona mucho peor”. “Los delitos de importancia no terminan en nada”, aseguró.

Rodrigo expresó su preocupación por la digitalización en el fuero civil que se implementará desde el 1 de agosto.

“¿Cómo van a hacer los jueces?, ¿se van a llevar los DVD que no van a mirar a sus casas?”, preguntó. Y defendió el sistema anterior “porque la prueba la leías del expediente que era como un libro”. “Mi diagnóstico es que en el fuero civil la digitalización va a ser un fracaso

La abogada Karina Chueri dijo que durante los cuatro meses de receso no tuvo inconvenientes con las causas que tramita en el fuero penal y de familia. Valoró el trabajo que hizo el Colegio de Abogados de Bariloche para colaborar en esta etapa.

Chueri dijo que no hubo problemas con las audiencias que se hicieron por zoom (videoconferencia). Fue clave que las partes pusieran buena voluntad.

Dijo que las causas por daños y perjuicios o sucesiones se frenaron. Pero destacó que las guardias del juzgado de Familia y en el fuero penal funcionaron.

Comentó que tiene causas que esperan por las audiencias de control de acusación en el fuero penal, que están suspendidas desde marzo pasado.

Chueri opinó que ninguno de los edificios del Poder Judicial de la provincia en Bariloche está preparado para reanudar la actividad con normalidad.

Dijo que una complicación que se vislumbra para el trabajo diario desde el 20 de julio será sacar turno para la oficina de notificaciones del Poder Judicial.

El abogado Estanislao Cazaux opinó que las causas en el fuero penal se pueden resolver con la misma metodología que se implementó durante el receso, para no exponer a las personas.

Dijo que es complicado en medio de una pandemia presentar impugnaciones u otros recursos cuando “es necesario volver a sentarse con mi cliente o hacer juicios cuando hay que presentar testigos”.

De todos modos, sostuvo que el receso extraordinario por la pandemia complicó mucho la actividad de los abogados que tienen muchas causas frenadas desde marzo. Dijo que por la crisis económica que se vive “no hay un peso y la gente recurre a los defensores oficiales”.

Como contrapartida al sistema remoto que se utilizó durante todas estas semanas de receso, Cazaux planteó que los defensores particulares tenían que concurrir a las comisarías y facilitar sus celulares a los detenidos para que puedan seguir las alternativas de las audiencias de control de detención y formulación de cargos.


Comentarios


La Justicia vuelve a la "nueva normalidad" en Bariloche