La pandemia cerró más puertas para atender la violencia de género

El femicidio de Guadalupe en Villa La Angostura volvió a desnudar las falencias en los dispositivos de prevención. La atención virtual durante el aislamiento fue otro escollo que se evidenció por la duplicación de casos de violencia contra las mujeres.

Las mujeres volvieron a copar las calles en reclamo de justicia.

Las mujeres volvieron a copar las calles en reclamo de justicia.

El femicidio de Guadalupe Julieta Curual, cometido por Bautista Quintriqueo en pleno centro de Villa La Angostura, despertó una respuesta social tal que obligó al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, a adelantar que haría anuncios de políticas de género.

Lo dijo durante su discurso de inicio de sesiones ordinarias el lunes 1 de marzo. No había pasado esto con la primera víctima de femicidio del 2021, María José Villalón Escudero, aunque su muerte fue incluida en la declaración de duelo provincial del miércoles 24 de febrero.


Que esto ocurriese a pocos días del Día de la Mujer determinó que el interés público le preste atención a las voces que advierten que el de Guadalupe, que había hecho denuncias previas, no es un caso aislado. El problema tampoco es nuevo y se vio agravado por la pandemia, con cierres momentáneos, suspensión de la atención presencial, falta de personal y aumento de la demanda.


Esto último es lo que le pasó a la Línea 148 y quedó cristalizado en los datos que dio el gobernador. Si bien el dispositivo atiende varios tipos de violencia, la mayoría fueron contra mujeres, y se duplicó la atención durante el aislamiento, en comparación al año anterior.


Para esto no hay una sola explicación, sino que se vincula a la facilidad de recordar el número y que, al menos durante los primeros momentos de la cuarentena, se convirtió en la única puerta de acceso a la ayuda estatal.

En general, la Línea 148 es el dispositivo más efectivo para una víctima porque se le da contención emocional, funciona las 24 horas y da múltiples respuestas, contactando, por ejemplo, a la policía, a Desarrollo Social y la Oficina de Violencia. Aún falta expandir esta capacidad a toda la provincia y, según el reclamo de las trabajadoras, sumar operadoras.

En el caso de la Oficina de Violencia quien se acerque encontrará un cartel avisando que no hay atención al público porque no regresó a la presencialidad, sino que se debe llamar, a números que sufrieron algunos cambios y que, según cuentan algunas mujeres, no eran informados de forma correcta cuando iban a denunciar.

De acuerdo a la web del Poder Judicial, los actuales son (0299) 4711193/ 4052645/ 4296151/ 5790676 en Neuquén capital; (299) 4201320 Cutral Co; (2942) 652688 Zapala; (2972) 531041 San Martín de los Andes; (2944) 923162 Junín de los Andes; (2944) 495934 Villa la Angostura y (2942) 535808 Chos Malal. La atención es de 8 a 14, de lunes a viernes.


Para acudir a la “puerta” de fiscalía hay que pedir turno a través de la web mpfneuquen.gob.ar (en el menú está la opción) o por teléfono. Los informados son 5255038/5255040 en Neuquén y alrededores; 02972491577 Junín; 02972410666 San Martín; 02944495801 La Angostura; 2942637149 Zapala y alrededores; 2942350414 Chos Malal y alrededores; y 2994048998 o 2996209574.

Los lugares que nunca cerraron su atención fueron las comisarías. La comisaria Paola San Martín explicó que, al llegar, la mujer será atendida por un jefe de guardia que le dará paso al oficial de servicio, quien le tomará la denuncia. Luego se le dará aviso al organismo que corresponda. Si la denunciante sufrió golpes, llevarla al hospital será prioridad.

San Martín recordó que no es necesario el DNI para que la mujer denuncie. Según la ley provincial 2786, la denuncia puede ser oral o escrita y la mujer tiene derecho a ingresar acompañada. Además, tienen obligación de denunciar quienes “con motivo o en ocasión de sus tareas en servicios asistenciales, sociales, educativos o de salud, en el ámbito público o privado, tome conocimiento de un acto de violencia”.


Este punto no es tan conocido en otra de las puertas a las que puede acudir una mujer, que son los centros de salud. “No están claros los protocolos a seguir, ni a donde derivar. No hay formación en género”, lamentó una médica que pidió reservar su identidad. Sin embargo, son numerosos los trabajadores que brindan contención a las víctimas que van a ser atendidas.

Del Estado también dependen el Servicio de Prevención de Violencia (Tucumán 786, lunes a viernes de 8 a 15) y la Subsecretaría Municipal de Mujeres (asesoría por el Whatsapp 2995940203, de 15 a 20).

Los sindicatos son otra puerta para la mujer, como ocurre en ATE y Sejun. ATEN, incluso, consiguió la licencia por violencia de género y forman parte de “Socorro Violeta”.

Justamente, este espacio de acompañamiento de las organizaciones, como el de la Colectiva Feminista La Revuelta, suele ser una de las “puertas” más buscadas. El contacto es a través de las redes sociales, el 2994722618 o socorrovioleta2019@gmail.com.

También en las redes se encuentra a Mumala Neuquén y al “Voluntariado contra la violencia hacia las mujeres - NQN”, que además tiene el 0299454904. Son mujeres que integran la Campaña Nacional por la Emergencia y se formaron para asistir a otras.

Las marchas por el femicidio de Guadalupe se multiplicaron en la región.

En Bariloche recomiendan ir a la comisaría de la Familia


En Bariloche, las mujeres víctimas de violencia pueden realizar la denuncia vía mail ante la fiscalía especializada en género (uft5bari@jusrionegro.gov.ar) o bien de manera presencial en la Comisaría de la Familia, ubicada en el Centro Administrativo Provincial (Onelli y Vilcapugio) o, en cualquier unidad policial.


Tiempo atrás, las denuncias en la fiscalía se realizaban personalmente pero a partir de la pandemia solo se reciben vía mail. Se recomienda indicar además del hecho denunciado, el número del documento de identidad y un domicilio.

Si bien todas las comisarías deben recepcionar denuncias por violencia de género, en Bariloche recomiendan a las víctimas concurrir a la Comisaría de la Familia ya que cuenta con personal especializado en la temática. Funciona todos los días las 24 horas y el teléfono es (0294) 4423-697.

La Ofavi (Oficina de Atención a la Víctima) funciona de lunes a viernes, de 7.30 a 15 en el Ministerio Público Fiscal, en Anasagasti 799. Este equipo interdisciplinario conformado por dos psicólogas, una trabajadora social y una psicopedagoga no recibe denuncias pero orienta, contiene, acompaña y brinda asesoramiento, previamente a la denuncia y durante el proceso judicial.

El Sistema de Abordaje Territorial (SAT) también brinda asesoramiento. Este equipo interdisciplinario funciona de lunes a viernes de 8 a 14 en el subsuelo del Centro Administrativo Provincial y el teléfono es (0294) 440-0021.

Otro organismo que acompaña a víctimas de violencia de género es el Centro de Atención de la Defensa Pública (Cadep), de lunes a viernes de 7.30 a 13 en la avenida 12 de Octubre 705 , (0294) 4430870 / 4426241.

El Cadep también atiende en Roca (San Luis 853), 0298 – 4439900 (int. 2088); en Viedma (Colón 385), 02920 - 420424, Cipolletti (Roca y Sarmiento,) (0299) 770506 y Choele Choele (Alsinana1087), (02946) 442397 / 443918.


En Roca proponen diversos espacios de denuncia


En Roca, hay varios recursos en casos de violencia de género. Uno de ellos es la comisaría de la Familia, que se encuentra en 25 de Mayo casi Sarmiento.

Las consultas pueden hacerse personalmente, todos los días las 24 horas. Cualquier persona puede acercarse a solicitar la intervención, y el contacto puede ser al (0298) 4432573 o a comisariadelafamiliaroca2@hotmail.com.

Ante la Justicia, las denuncias se pueden radicar en la Oficina de Atención a la Víctima (OFAVI), que brinda asistencia y asesoramiento antes, durante y después de la presentación. Sus oficinas se encuentran en San Luis 853, y puede contactarse al (0298) 4292050 o a ofaviroca@jusrionegro.gov.ar.

También es opción la Fiscalía, donde se reciben las presentaciones penales, en el segundo piso de San Luis 853 o al teléfono (0298) 154231271.
Para denuncias de violencia familiar o restricciones en el marco de la ley 3040 se puede consultar al Juzgado de Familia N°11, con sede en el primer piso de San Luis 853 y teléfono (0298) 4292054.

Finalmente, los Juzgados de Paz están habilitados para recibir denuncias y dictar medidas urgentes en estos casos . En Roca se encuentra en San Martín 867 y su teléfono es (0298) 4434606.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La pandemia cerró más puertas para atender la violencia de género