En cuarentena se agudizan los casos de violencia machista en Neuquén

Las denuncias aumentaron un 34,93% en la ciudad. Creció en la segunda etapa del aislamiento. El informe que envió el gobierno a la Legislatura carece de datos de referencia.





Un hombre quedó detenido en Zapala, tras amenazar de muerte a su expareja.  (Archivo Foto Florencia Salto).

Un hombre quedó detenido en Zapala, tras amenazar de muerte a su expareja. (Archivo Foto Florencia Salto).

Los feminismos y el movimiento de mujeres acuñaron una consigna, ya no al calor de la movilización callejera en el espacio público, sino desde la organización que se teje en el confinamiento estrecho: la violencia machista no está en cuarentena.

En el primer mes del aislamiento obligatorio debido a la pandemia por el coronavirus crecieron un 34.93% las denuncias en la Oficina de Violencia de la ciudad de Neuquén (OV). Antes de esta medida el promedio era de 8.3 diarias, hoy es de 11.2, de las cuales se judicializan 10.1. Esto significa que de los hechos que se exponen casi la totalidad merece una medida de protección.

El director de la OV, Juan Pablo Durán, explicó que durante la primera etapa de la cuarentena –del 20 al 31 de marzo- no hubo un aumento en la demanda, que si se manifestó a partir de las sucesivas prórrogas. “Las dificultades que han tenido las personas con procesos en trámite, por ejemplo los regímenes de comunicación, han empezado a impactar (derivar) en violencia”, indicó Durán.

En el interior llegan pocos casos. Estos son los promedios actuales de cada OV: 1.1 en Cutral Co, 1.2 en Zapala, 0.7 en Junín, 1.4 en San Martín, 0.6  en Chos Malal y en Villa La Angostura.

La línea 148 es otra boca de ingreso: de las 395 situaciones nuevas, en el período que va del 20 de marzo al 25 de abril, 240 fueron por violencia familiar. El Dispositivo de Atención a Varones continuó de manera telefónica (ver aparte).

El primer informe de la ley de emergencia que envió el jefe de Gabinete, Sebastián González, a la Legislatura enumera acciones importantes, pero carece de datos de referencia (ver aparte).

La denuncia siempre es una posibilidad, no la solución, y es apenas una dimensión posible para mirar el tema, en intersección con otras circunstancias que atraviesan el encierro: la distribución de las tareas domésticas y de cuidado de niños, niñas y adultos mayores, que recae fundamentalmente en las mujeres, y para muchas de ellas el deterioro de sus ingresos, la distancia con sus redes comunitarias y afectivas.

“La densidad del problema es muy grande y los efectos concretos en las vidas de quienes están sufriendo violencia todavía no los sabemos, los desconocemos”, afirmó la activista feminista, Ruth Zurbriggen, integrante de La Revuelta y de Socorro Violeta, que realizó un mapeo en esta cuarentena que afecta de manera diferenciada a otras identidades: lesbianas, trans, travestis, personas no binaries.

Agregó: “En la Argentina los temas de violencia sexista se politizaron enormemente desde esa salida masiva que fue el 3 de junio de 2015. Mi temor es que uno de los efectos está siendo volverlo un problema individual y no parte de una estructura, de un sistema de relaciones. ¿Qué se le está pidiendo a quienes sufren violencia machista en este tiempo? Otra vez, que hagan todo.”

En Neuquén hay una investigación abierta sobre la muerte de Florencia Soto ocurrida el 19 de marzo en Vista Alegre. La fiscalía aún no pudo determinar si se trata de un femicidio.

Un informe de situación sin profundidad, ni detalle

La ley de emergencia sanitaria de Neuquén establece que se deberán fortalecer los servicios de protección a víctimas de violencia de género y personas a su cuidado. Además de desarrollar nuevos instrumentos de denuncia y protección, adaptados a la situación.

Cada quince días el comité de emergencia debe remitir a la Legislatura un informe sobre el estado de situación. Ya ingresó el primero, y en materia de violencia por razones de género, carece de profundidad y detalle en aspectos centrales.

Se mencionó que el ministerio de Ciudadanía relanzó la aplicación de descarga gratuita “Ciudadanas”. También que “se agilizaron los procesos para el seguimiento del estado de los aportes a las víctimas de violencia” que en el refugio Madre Teresa se “produjeron 4 nuevos ingresos de mujeres”. Se señaló que en línea 148 hubo “10 situaciones que requirieron asistente de la guardia de la línea 148 (por código A y B).” No explica que significa esta clasificación, que alude a la inminencia de riesgo de vida. Indicó que se “activaron 85 veces las guardias de las delegación de Gestión Social en el interior provincial, por situaciones vinculadas a las Leyes 2785 y 2302.”

¿Qué datos faltan? En primer lugar el documento no precisa cuantas denuncias ingresaron en cada uno de los dispositivos a los que se puede acceder, ni el trámite que tuvo. No dice si hubo más o menos situaciones debido al aislamiento, cuál es la dinámica en el interior y en la capital, y que respuesta integral obtuvieron.

Tampoco alude al personal con que se cuenta, si hubo incorporaciones, y si fue necesaria una inversión presupuestaria adicional.

Hasta el momento ingresaron dos proyectos a la Legislatura, uno del Frente de Todos y otro de Juntos por el Cambio, en el que piden esta y otra información.

Atención a varones que ejercen violencia

Durante el aislamiento sigue activo el Dispositivo de Atención a Varones, que acompaña a los que van voluntariamente o por orden judicial. “No se puede no trabajar con quienes mayoritariamente ejercen la violencia machista, sino nos queda la mesa renga”, aseguró María Angélica Riquelme, una de las coordinadoras.

La modalidad de atención actual es telefónica. Los adolescentes, a partir de los 15 años, se pueden comunicar al 2994522101. Para los adultos: 2995818627 y 2994521189.


Comentarios


En cuarentena se agudizan los casos de violencia machista en Neuquén