La Policía restringe información sobre los robos más importantes

Hay una directiva verbal y se sanciona a quienes la incumplen




#

Archivo

La difusión comenzó a ser más restrictiva desde la implementación del plan de seguridad por cuadrículas.

NEUQUÉN (AN).- Con la finalidad de bajar la denominada “sensación de inseguridad” el gobierno, a través de la Policía, ha implementado una política comunicacional de goteo de la información dando a conocer sólo las novedades que tienen que ver con el buen accionar de la fuerza de seguridad. Hechos relevantes se esconden y no brindan datos sobre problemáticas puntuales. La nueva modalidad restrictiva implementada por la cúpula policial es un giro de 180 grados respecto de los anuncios que hizo el jefe de la fuerza, Raúl Laserna, al momento de asumir en diciembre del 2011. “Los hechos suceden y siempre por algún lado llegan a la prensa y qué mejor que seamos nosotros los que brinden esa información”, dijo Laserna por ese entonces, abriendo las puertas a los medios después del cepo sobre la información que había instalado su antecesor, Juan Carlos Lepén. En ese contexto el distendido jefe de la fuerza anunció también la creación del vocero policial, figura que hasta la fecha brilla por su ausencia. La apertura duró poco más de seis meses hasta que se implementó el denominado plan por cuadrículas para el cual el gobierno invirtió alrededor de 40 millones pesos. Con esta dinámica policial de saturación territorial se optó por restringir las novedades que trascendían a los medios. Desde entonces sólo se divulgan accidentes de tránsito y detenciones. Hechos relevantes como robos por montos considerables tratan de que no se filtren a sabiendas que sobre este tipo de delitos la tasa de esclarecimiento no llega al 10%. Es así que en el 2012 hubo 48 robos importantes por un monto global que superó los 2,3 millones de pesos de los cuales se esclarecieron menos del 10%. Como de estos temas la Policía no habla, en actos oficiales sólo se dan a conocer vagamente datos que aluden a un incremento del 500% en la cantidad de detenidos in fraganti, pero no cuentan que hasta el momento no han podido iniciar una investigación seria sobre la droga en el oeste producto de las sospechas de presuntas relaciones entre delincuentes y policías. Para instalar la restricción sobre la información “no mandaron ni siquiera una circular: la orden de no hablar la bajaron verbalmente a cada dependencia por intermedio de los jefes”, confió una fuente bajo absoluta reserva. Quienes brindaban algún dato por afuera de esa orden piden “ni me nombres, y si se pueden obvien poner ‘fuente policial’ porque si no después tenemos problemas”, referenció otro uniformado. Las sanciones van desde traslados hasta el freno en al carrera policial. Esta política va en contra del libre acceso a la información previsto en la Constitución.


Comentarios


La Policía restringe información sobre los robos más importantes