La policía suele contaminar la escena del crimen

Lo reveló la jefa del Cuerpo Médico Forense de Neuquén. Dijo que por ese motivo muchas investigaciones no prosperan. Explicó cuál debería ser el protocolo de actuación en cada caso.

#

“La autopsia comienza en el lugar del hecho”, dijo la médica forense Haydée Fariña.

Archivo

NEUQUÉN (AN).- “Hoy, de diez homicidios sólo en dos la escena del crimen no ha sido contaminada”, advirtió con preocupación Haydée Fariña, titular del Cuerpo Médico Forense. La profesional entiende que la policía no respeta los protocolos de actuación y aclaró que la contaminación del lugar del hecho muchas veces deriva “en la caída de las causas”.

En el imaginario social se encuentra instalado que cuando hay un crimen la escena es protegida íntegramente, al menos de acuerdo a lo que muestran las series norteamericanas y el cine, pero en la realidad todo es mucho más precario y poco profesional.

La forense no da a conocer nada que no esté establecido, “todos debieran cumplir los protocolos de trabajo porque si no se cumplen después se caen las causas”, reiteró.

En caso de un homicidio el protocolo es claro: “se debe delimitar el lugar y no dejar pasar a nadie. Para que tenga legalidad el hecho tiene que estar el fiscal por lo que ni siquiera los forenses pueden ingresar hasta que no esté el fiscal presente”, detalló la profesional.

El círculo al revés

“Hoy por hoy la escena del crimen ha sido contaminada, es más, cuando vamos nosotros la casa ya ha sido entregada a la familia. Son muy pocos los casos en los que vamos en primera instancia. Cuando se dio aviso del hecho ya entró el policía, los familiares de la víctima y modificaron toda la escena, movieron el cuerpo y así se hace el círculo al revés”, aclaró Fariña.

“El mayor problema de una escena del crimen contaminada es que me quitan la posibilidad de encontrar indicios y elementos de prueba que me ayuden a resolver la causa”, explicó la forense.

Falta de criterio

La mujer atribuye este incorrecto proceder a la falta de criterio de la policía.

“Hay mucha gente muy bien formada en Criminalística y cuando uno le recrimina algo explican que llegó y ya estaba así o que un superior ordenó otra cosa. Por eso estamos tratando de interactuar más cercanamente con los policías que van al lugar del hecho para tener una logística más clara”, adelantó Fariña.

El Cuerpo Médico Forense aguarda que a fines de abril les llegue una morguera que es una furgoneta que estará acondicionada especialmente para garantizar el traslado del cadáver y que además contará con los elementos necesarios para hacer el peritaje de la escena del crimen, como luces forenses para identificar rastros, manchas biológicas y distintos reactivos entre otros.

Neuquén será la primera provincia de la Patagonia en recibir un vehículo de estas características. “Al tener la morguera vamos a estar más organizados y con todo listo para ir al lugar del crimen, aunque por ahora sólo se acudirá a los homicidios que ocurran en toda la Confluencia”.


Comentarios


La policía suele contaminar la escena del crimen