La quiebra de Detroit conmueve a EE. UU.

El gobernador del Estado de Michigan, al que pertenece la ciudad, tomó la drástica decisión de declarar la bancarrota para ordenar las cuentas y frenar la decadencia del polo automotriz.



1
#

2
#

La ciudad, símbolo de la pujanza industrial del país, fue devastada por la reciente crisis

AP

DETROIT, Estados Unidos, (AFP).- La ciudad estadounidense de Detroit, símbolo del auge de la industria del automóvil en el siglo XX, se declaró en quiebra, en el último capítulo de una lenta agonía de más de medio siglo y de pésimas gestiones financieras.

“Tomo esta decisión difícil para que los habitantes de Detroit tengan acceso a los servicios públicos básicos y para que Detroit vuelva a empezar con sólidas bases financieras, que le permitan creer en el futuro”, dijo Rick Snyder, el gobernador del Estado de Michigan, en un comunicado.

“Es un paso difícil, pero es la única opción viable para enfrentarse a un problema que se ha gestado durante seis décadas”, añadió. “La quiebra es la única solución que permitirá a Detroit volver a ser estable y viable”, insistió el gobernador en el texto que acompañaba la declaración judicial de bancarrota.

La ciudad, en el noreste de Estados Unidos, tiene una deuda récord de 18.500 millones de dólares y las autoridades municipales ya habían advertido el mes pasado que no podrían pagar parte de este monto.

Con esta decisión, Detroit se convierte en la ciudad más grande de Estados Unidos en haberse declarado en quiebra.

El lento declive económico y financiero de Detroit ha ido en paralelo del éxodo de sus habitantes y la ciudad ha perdido la mitad de su población en los últimos 60 años.

La ciudad ofrece un aspecto desolador, con 78.000 edificios abandonados y problemas graves en los servicios públicos. Por falta de presupuesto sólo están en actividad un tercio de las ambulancias y el 40% del alumbrado público no funciona, lo que deja a muchos barrios sin luz.

Los índices de criminalidad son los más altos de los últimos 40 años y la policía tarda 58 minutos en llegar al lugar de un crimen, frente a 11 minutos de promedio en Estados Unidos.

Kevyn Orr, el experto designado por el gobernador de Michigan, Rick Snyder, para hacerse cargo del problema, resumió la situación como resultado de “una mala gestión financiera, una población a la baja y una erosión de la base fiscal de los últimos 45 años”. Por su parte la cámara de comercio de la ciudad se felicitó de la declaración de quiebra y la calificó de “decisión valiente”.

La ley de quiebras le permitiría renegociar su deuda.

Más allá de los aspectos jurídicos y financieros, la quiebra de Detroit es el reflejo de la caída de la industria del automóvil en Estados Unidos, que vivió su edad de oro a principios del siglo XX. Detroit vio nacer a los pesos pesados de la industria, los “Big Three” (Ford, Chrysler, General Motors).

Las fotos de edificios abandonados son tan populares que el género se llama “ruin porn” (porno de ruinas).


Comentarios


La quiebra de Detroit conmueve a EE. UU.