La sequía se notará en los balnearios de Neuquén

La AIC adelantó que durante la temporada de verano se erogará una menor cantidad de agua en los ríos Limay y Neuquén.




Una persona que el año pasado se metía en las aguas del río Limay y el agua le llegaba hasta la cintura, este año “no le va a llegar más arriba de la rodillas”. La descripción fue puntualizada por el representante neuquino en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas  (AIC), Elías Sapag, quien confirmó que las consecuencias de la sequía serán percibidas en los balnearios de la ciudad.

Sapag detalló a LU5 que el río Limay, que tiene un promedio de 650 metros cúbicos por segundo. “No calculamos que el promedio ese sea superado más allá de 600”. Agregó que, en el caso del río  Neuquén, que tiene un promedio de 300/320 m3 “no creemos que vaya a superar los 150”.

El funcionario explicó que los embalses “están muy bajos” pese a las nevadas que se registraron durante los meses de agosto y septiembre. “Calculamos que para los primeros días de noviembre no nos va a quedar nieve en los cerros de referencia del río Neuquén ni en los cerros de referencia del río Limay”, manifestó Sapag.

Por esta situación la AIC decidió mantenerse en situación de emergencia hídrica y continuará erogando 300 metros cúbicos aguas debajo de Arroyito y 110/120 m3 aguas debajo de El Chañar. Sapag  dijo que hay que sostener este volumen de erogaciones durante noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril.

“El agua que está acumulada al día de hoy nos va a servir para dar respuesta aguas abajo. Ahora, aguas arriba, a partir de mediados  noviembre, vamos a tener una merma bastante marcada en lo que son los cauces”, concluyó Sapag.


Comentarios


La sequía se notará en los balnearios de Neuquén