La suba de tarifas mantiene en vilo a las petroleras de Vaca Muerta

Luego de que se anticipara un descongelamiento hoy el presidente lo relativizó. Las productoras aguardan una salida que mejore sus ingresos para reactivar los trabajos.



El debate por el precio de los servicios se traduce en la región en la reactivación de los desarrollos orientados al gas.

El debate por el precio de los servicios se traduce en la región en la reactivación de los desarrollos orientados al gas.

Mientras el descongelamiento de las tarifas de luz y gas llevó hoy a un fuerte contrapunto entre las máximas autoridades del gobierno nacional, las empresas productoras aguardan una actualización que se viene postergando desde hace largos meses y que es clave para que reactiven sus desarrollos.

El jueves, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció que desde el Gobierno estudian cómo comenzar a actualizar las tarifas a partir de junio, cuando finalice el período de 180 días de congelamiento que fijó la Ley de Emergencia.

Si bien, el propio Cafiero indicó que lo que se analiza es generar subas en las tarifas de luz y gas para los sectores más pudientes de la economía, hoy fue el propio Presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien desmintió a su funcionario y remarcó que, de momento, las subas no están siendo analizadas.

El contrapunto generó más preocupación entre las empresas productoras, en especial de gas, que desde el año pasado aguardan por una actualización que les permita recomponer sus ingresos.

La mejora es vista como la clave para poder reactivar los desarrollos de gas, el grueso de ellos ubicados en la Cuenca Neuquina, dado que además el sector enfrenta una marcada caída del precio en boca de pozo que complica aún más esos desarrollos.

“La Ley de Emergencia estableció de 180 días para el estudio del nuevo cuadro tarifario. En junio habría aumentos”.

El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, había anticipado las subas.

El año pasado, el gobierno de Mauricio Macri hizo borrón y cuenta nueva con su política de altas actualizaciones tarifarias y, al calor de la campaña electoral, postergó en dos oportunidades la actualización del precio del gas. De hecho, la revisión integral de las tarifas que se venían realizando por audiencias públicas fueron suspendidas, primero para no dañar la campaña y luego, ante la inminencia del cambio de gobierno.

Antes de la salida de la Rosada, desde el mismo gobierno de Cambiemos, se reconoció que el atraso en los valores del segmento del gas superaría el 30%, un valor que ahora debería ser reactualizado al calor de los últimos aumentos tanto del índice de precios al consumidor (IPC), como por el aumento del dólar producto del Impuesto País.

“No tenemos en cartera hoy el aumento de tarifas sino que, lo que tenemos bajo análisis, es saber de dónde partimos”.

El presidente, Alberto Fernández, le marcó la cancha a su funcionario.

Antes de que el presidente desmintiera que ya se estudia el descongelamiento, desde el gobierno se había informado que las subas no llegarían a todos los usuarios sino a los que registran los mayores consumos.

La medida no se aplicaría en forma lineal en todos los casos, dado que en la zona Patagónica el consumo de gas es mucho más elevado que en el resto del país por la incidencia climática.

Es que todo indica que desde el gobierno no se avanzaría sobre el porcentaje de subsidios que aún rige para los usuarios residenciales del sur del país, aunque la situación no sería igual en el caso de las tarifas eléctricas.


Comentarios


La suba de tarifas mantiene en vilo a las petroleras de Vaca Muerta