La tasa para el transporte ya genera polémica

Natapof dice que es un “globo de ensayo” ideado por el intendente. El vecinalismo cuestiona que se recargue en el bolsillo de la gente.



#

La nueva tasa recaería en los propietarios de viviendas y comercios.(Foto: Marcelo Martínez )

El proyecto de ordenanza para crear una nueva tasa para subsidiar el transporte, que podría recaudar unos 30 millones de pesos anuales, generó rechazos por el costo que implica en el bolsillo de los contribuyentes y por la falta de reclamo a los gobiernos provincial y nacional.

El gravamen aportaría a un “fondo compensador del transporte urbano”, compuesto también por un porcentaje de las multas de estacionamiento medido, de otras infracciones de tránsito, de la publicidad en colectivos y paradores y de la tasa comercial que ya paga la empresa concesionaria, entre otros aportes.

Uno de los autores, Gerardo Ávila (Juntos), dijo que la propuesta requerirá de largo debate en el Concejo y que sólo aportaría soluciones en el mediano plazo.

Te puede interesar: Buscan recaudar $30 millones con una tasa para subsidiar al transporte

Pero desde la oposición consideran sugestivo que el proyecto haya ingresado sobre tablas en la última sesión del año y sospechan que el gobierno buscaría darle un trámite exprés durante el verano.

Así lo señaló el concejal Daniel Natapof (FpV), quien no ahorró críticas a la iniciativa. Dijo que “en realidad se trata de un impuesto” y que el dinero para sostener el transporte “debería provenir como prioridad de la Nación, y si no de la provincia”.

Con un criterio parecido, el presidente de la junta vecinal del barrio Arrayanes, Máximo Calfuquir, consideró “complicado” recargar el bolsillo de los contribuyentes con una nueva tasa. “La gente no tiene laburo y pagar otra tasa. No sé… Para mí el camino es unirnos todos para pelear por el subsidio nacional. No distorsionar más las cosas y que todos los partidos vayan atrás de eso”.

Los concejales Ávila y Daniel González (Pro) propusieron la creación de una tasa para compensar el costo del transporte que pagarían todos los titulares de inmuebles, con el mismo padrón aplicado para cobrar la tasa de Servicios.

La imposicion surgiría de una fórmula polinómica con base imponible en la valuación fiscal de cada propiedad y en relación con la zona en la que esté ubicada.

El proyecto fue calificado como “un globo de ensayo”, por el concejal opositor Natapof, quien atribuyó la idea al intendente Gustavo Gennuso, a pesar de que no aparece como firmante.

Natapof consideró que “ni el municipio ni el vecino pueden cubrir el desfinanciamiento del transporte” y propuso concentrar las acciones en exigir que la Nación se haga cargo.

“No escucho al intendente defender el interés de Bariloche. La prioridad es que subsidie la Nación y en segundo lugar la provincia. Ningún intendente puede pagar ésto y no es cuestión de partidos políticos”, aseguró.

Sostuvo que la tasa no es un buen instrumento porque “para el que no viaja en colectivo no hay contraprestación y para el que viaja sería un doble cobro”.

Dijo que la provincia bien podría responder con la totalidad del subsidio caído porque “Bariloche aporta muchísimo más de lo que recibe”.


Comentarios


La tasa para el transporte ya genera polémica