La Terminal de Allen no tiene interesados

Por segunda vez, nadie se presentó a la licitación y la obra se posterga. La devaluación complicó más los números.



En este lugar se hará la Terminal local. Aquí funcionó la vieja usina de la ciudad.
(Foto: archivo)

La construcción de la esperada Terminal de Allen se dilata y no se sabe cuándo comenzarán los trabajos, ya que ninguna empresa se presentó al segundo llamado de licitación.

El 19 de junio se realizó la primera convocatoria donde no hubo oferentes y el miércoles pasado tampoco se presentaron empresas. La situación preocupa mucho puertas adentro del municipio, ya que los fondos de $40 millones destinados a la obra se devalúan con la brusca suba del dólar tras la PASO.

El dinero proviene del convenio que firmó el municipio con YPF, que fue aprobado por el Concejo Deliberante en noviembre del año pasado. Sin embargo, estos fondos no están en poder del Ejecutivo local sino que serán depositados una vez que la obra se adjudique a una compañía, señaló el contador de la comuna Ignacio Villa.

Para el funcionario la falta de empresas interesadas se debe mucho a la devaluación del peso que hubo el lunes de un 20%, además de que el presupuesto tiene un tope. “El convenio que firmó el Deliberante establece un monto fijo para los fondos de la terminal. Las empresas no ven atractivo licitar en una obra con un monto fijo porque si hay una devaluación brusca no se pueden cubrir los costos”, analizó.

Villa señaló que no se puede modificar esto, ya que el acuerdo fue firmado por las partes. El contador dijo que desde el municipio quieren comenzar lo antes posible con la obra para evitar que esos fondos se sigan depreciando.

En cifras

40
Millones de pesos es el monto que se prevé destinar a la obra, pero el número no resultó atractivo.

Una de las alternativas que están analizando es ejecutar la obra por etapas, para no tener que volver a llamar a una licitación porque “lo más probable es que vuelva a quedar desierta” comentó el funcionario. Para llevar a cabo esto se realizarían concursos de precios por montos menores, dependiendo del costo de cada etapa. “Esperamos tener en estas semanas definiciones, la intendenta está de acuerdo”, señaló.

A pesar de toda esta incertidumbre, Villa aseguró que este año se va a comenzar con la construcción.

En julio del año pasado la mandataria Sabina Costa dialogó con “Río Negro” y garantizó que, durante su gestión, estarían los fondos para que el próximo gobierno culmine la terminal.

El 10 de diciembre asumirá la funcionaria e intendenta electa Liliana Martín y desde el Ejecutivo reconocieron que, quizás, no alcance con ese dinero terminar la obra. Villa sostuvo que si los fondos no son suficientes, se financiará parte de la obra con dinero de las arcas municipales que estará contemplado en el presupuesto del próximo año.

En cuanto a los plazos desde el área de planeamiento señalaron que se tardará entre ocho y 10 meses, ya que se construirá en el espacio del ex corralón municipal, recuperando una vieja estructura en la que supo funcionar una usina.

La nueva terminal estará ubicada sobre el acceso Martín Fierro, a una cuadra antes de la rotonda. El objetivo es evitar el ingreso de ómnibus al casco céntrico y permitir una circulación rápida tanto a la Ruta provincial 65 como a la Ruta nacional 22.

La terminal es una vieja demanda de la comunidad de Allen, que en la actualidad no tiene un lugar adecuado para abordar los colectivos. A pesar de los tropiezos con la licitación, los funcionarios confían en que de un modo u otro la obra finalmente se hará realidad.


Comentarios


La Terminal de Allen no tiene interesados