La “troika” supervisará el rescate a España

Se trata de una comisión integrada por representantes de la UE, el BCE y el FMI. “Quien da dinero nunca lo da gratis, pone condiciones y quiere saber qué se hace con su dinero”, dijo Joaquín Almunia, vice de la Comisión Europea.



#

CRISIS EN EUROPA

La “troika”, formada por representantes de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, supervisará el rescate de los bancos españoles aprobado el sábado por el eurogrupo, según confirmó hoy el vicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia.

“Quien da dinero nunca lo da gratis, pone condiciones y quiere saber qué se hace con su dinero”, dijo Almunia en declaraciones a la Cadena Ser, poco después de que el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, anunciara que las instancias europeas controlarán de cerca el proceso de reformas de la banca española, que será financiado con ayudas de hasta 100.000 millones de euros.

Ese préstamo, explicó Almunia, conllevará obligaciones y compromisos que España tendrá que cumplir.

El vicepresidente de la Comisión Europea, que fue ministro en España bajo los gobiernos del socialista Felipe González, indicó asimismo que el préstamo de Europa no computará como déficit, sino como deuda, pero lo que sí se computará como déficit público será el pago de los intereses por esa ayuda.

Sobre el papel del FMI en el rescate de los bancos españoles, Almunia indicó que que el organismo dirigido por Christine Lagarde no será cofinanciador, pero “estará asociado, dada su experiencia y su capacidad técnica, a las tareas de seguimiento de todo lo que tenga que ver con la utilización de ese dinero”.

Las declaraciones de Almunia y las de Schäuble contradicen lo que el pasado fin de semana aseguraron el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y su ministro de Economía, Luis de Guindos, que insistieron en que el préstamo de los socios europeos no lleva aparejadas condiciones para España, sino sólo para sus bancos.

El Ejecutivo conservador niega una y otra vez la palabra rescate y ha sostenido hasta el momento que las ayudas a los bancos españoles no tendrían impacto en el déficit público.

El aumento de la deuda significa un mayor rigor presupuestario para el gobierno y un incumplimiento de los acuerdos con Bruselas puede significar que se cierre el grifo del préstamo a la banca.

España tiene que cumplir en 2014 con el déficit público del 3,0 por ciento que fija el Pacto de Estabilidad. En 2011, el déficit público cerró en el 8,9 por ciento y para este año, el Ejecutivo se ha comprometido a que sea del 5,3 por ciento.

DPA.-

Foto: AP.-


Comentarios


La “troika” supervisará el rescate a España