La vacuna en Argentina



Mar del Plata

Hace un par de días dos diarios nacionales acercaron a sus lectores la noticia de algún éxito en los primeros estadios de prueba de una vacuna contra el covid 19 por los laboratorios Pfizer-BioNTech y la posibilidad de que Argentina, la provincia de Buenos Aires, más exactamente, fuera uno de los escenarios de la tercera fase de esa prueba.

Con base en sólo 24 humanos voluntarios sanos inoculados con dos dosis, a un intervalo de tres semanas entre ellas, y habiendo suspendido una tercera aplicación por el dolor que ésta infligía en el inoculado, los laboratorios intentan extender la prueba a 30.000 voluntarios sanos en julio, requisito para su aprobación. Esta vacuna, a pesar del “peso” de los laboratorios, precisa de un testeo masivo que difícilmente obtenga aprobación en EE.UU. y Europa.


Allí es, al parecer, en donde los argentinos nos volvemos “patriotas” del mundo y la ciencia aportando nuestros “enfermos” como voluntarios sanos (ajenos a su voluntad por desconocer el trasfondo del tema y cuál es el real intercambio de beneficios) para la controvertida prueba.


A sabiendas de que la inmunidad adquirida ante este virus es de muy corto plazo, que los daños colaterales son de relevancia y que la mejor vacuna daría muy remotas chances de controlar o frenar la incidencia del covid-19 hoy en Argentina, considero necesario (como simple ciudadana) sea puesto a revisión académica especializada y de la sociedad toda cualquier permiso gubernamental al laboratorio que fuera para la experimentación de alguna vacuna contra el covid-19 sobre argentinos, antes de ser éste otorgado.


Karina Zerillo Cazzaro
DNI 21.653.863


Comentarios


La vacuna en Argentina