La vida de Steve JOBS para los que leen en iPad

Alfaguara acaba de lanzar una nueva biografía del creador de Apple, pero esta vez destinada a los más jóvenes, para que se inspiren, para que lo conozcan y para que “piensen diferente”.

A casi un año de su muerte, llega a las librerías “Steve Jobs: el hombre que pensaba diferente”, una nueva biografía escrita por Karen Blumenthal y destinada más bien al público juvenil. Un libro que se suma a la enorme cantidad de obras que abordan desde distintas perspectivas la compleja personalidad del talentoso gurú informático. “No dejen que el ruido de las opiniones de los demás ahogue su propia voz interior. Tengan el coraje de seguir su corazón y su intuición. De algún modo, ustedes ya saben lo que realmente quieren ser. Su tiempo es finito, no lo malgasten viviendo la vida de otro”, señaló Jobs en su célebre discurso pronunciado en el 2005 en la Universidad de Stanford, ante los recientemente graduados. La obra de Blumenthal hace hincapié en los jóvenes a la hora de repasar la vida de este creador y visionario que a los 20 años creó Apple en el garaje de su casa junto con su amigo Steve Wozniack y revolucionó el mundo de la música con un minúsculo reproductor denominado iPod. El libro retrata a Steve Jobs, fallecido el 5 de octubre del año pasado, víctima de un cáncer de páncreas, como un emblema de creatividad e iniciativa y repasa los hitos de su singular historia desde que fue dado en adopción y abandonó la carrera, tras el primer semestre en la universidad, hasta sus últimos días. “Steve Jobs: el hombre que pensaba diferente”, publicado por la editorial Alfaguara, retrata al líder informático como un visionario con temperamento complicado que se puede leer como ejemplo de lo que se puede conseguir con tenacidad y convicciones firmes. “Se embarcó en un proyecto para levantar otra compañía de computadoras, erró el tiro y dilapidó millones de dólares de los inversores. Podía mostrarse inestable, gritar a sus socios, competidores y periodistas; a veces lloraba cuando no se salía con la suya y acostumbraba a aceptar el mérito de las ideas de otros”, describe Blumenthal en la obra. Para inspirarse Blumenthal, autora de varios ensayos juveniles que además se desempeña como periodista en el “Wall Street Journal”, dirige su obra fundamentalmente a lectores juveniles y a quienes buscan “inspiración” o referentes para llevar adelante un proyecto. “Ciertos momentos de su vida se parecen a los ingredientes de un cuento de hadas extraído de una película: una promesa formulada días después de su nacimiento, romances, notables contratiempos y riquezas casi descomunales para darles crédito”, indica la ensayista. “Tan amado como odiado, admirado con pasión y despreciado con frecuencia, a Steve Jobs se le ha descrito con los calificativos más contundentes: visionario, showman, artista, tirano, genio o imbécil”, agrega la autora. Blumenthal relata que Jobs trabajaba cuidando un huerto de manzanas y bajo una dieta estricta de frutas cuando se le ocurrió el nombre del que sería el nombre original de su exitosa compañía: Apple Computers, elección que llevó a Los Beatles a demandarlo en dos ocasiones por utilizar un nombre similar al de la compañía de la banda. Más adelante, la autora explica que la frase “Think different” (Piensa diferente) –una de las citas más célebres del empresario– era gramaticalmente incorrecta: el uso gramatical correcto hubiera sido “Think differently” (Piensa de forma diferente), pero él quiso que aquel “different” se viera como un sustantivo, el mismo uso en inglés que “Think big” (ten ambición). Inmortalizado en el aluvión de artículos publicados desde su muerte como “el hombre más importante de la década”, la impronta de Steve Jobs se resume en un puñado de dispositivos tecnológicos que han resultado cruciales para la vida contemporánea, como la Mac, el iPhone, el iPod y el iPad. Desde 1976, año en el que fundó la compañía Apple, hasta su renuncia en agosto del 2011 –cuando el cáncer de páncreas que terminó con su vida ya no otorgaba ninguna posibilidad de tregua–, el empresario desarrolló una de las carreras más impresionantes de la historia informática y ha dejado una huella indeleble en múltiples industrias. Una historia, muchas versiones En el último año, su vida ha sido abordada en numerosas obras: la primera y más emblemática de ellas fue el volumen escrito por Walter Isaacson, resultado de múltiples entrevistas, no sólo al empresario sino también a sus familiares, amigos, rivales y empleados. Luego llegó “Yo, Steve Jobs”, escrito por George Beahm y presentado como un compendio de pensamientos y teorías extraídos de las entrevistas y conferencias que el empresario ofreció a lo largo de su vida: así, en poco más de 200 páginas se despliegan citas que perfilan a un hombre innovador y enemistado con las convenciones. También se publicó en la Argentina “El camino de Steve Jobs”, obra escrita por el exvicepresidente de Apple, Jay Elliot, quien explora los inicios empresariales de su jefe, su implicación en el diseño de dispositivos y sus enfrentamientos en las salas de juntas de Silicon Valley. El listado de obras disponibles dedicadas al empresario se completa con “Los secretos de Steve Jobs”, de Carmine Gallo y “Las cuatro vidas de Steve Jobs”, de Daniel Ichbiah. (Télam)


Comentarios


La vida de Steve JOBS para los que leen en iPad