La violencia también se spoilea




Equipo del Observatorio de Políticas Públicas de Río Negro *


Hay un recrudecimiento de las violencias contra las mujeres, que constituye una vulneración de los Derechos Humanos y una problemática social compleja, amplia, multifacética.


Allá por 2015 por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas, se aprobaron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales se propusieron como agenda común entre las naciones del mundo para ser alcanzados a 2030.

Durante esta pandemia que estamos atravesando por el Covid -19, los Estados y las administraciones públicas se han visto impactadas, y han ido incorporando de una forma vertiginosa a la tecnología como aliada para funcionar. Refiriéndose en especial al Objetivo N° 9, que hace mención a la Industria, Innovación e Infraestructura , Carles Ramió nos afirmó (luego de unos meses de confinamiento global), que el avance tecnológico en el mundo público ha alcanzado la meta prevista para 2030. Situación que nos presenta dos desafíos, por un lado garantizar un uso consciente de los dispositivos e información que provee la tecnología y por otro no dejar de lado el resto de los compromisos consignados en los ODS.

En ese mismo período hemos sido testigos del recrudecimiento de las violencias contra las mujeres, la cual constituye una vulneración de los Derechos Humanos y una problemática social compleja, amplia, multifacética, presente en todas las clases sociales, franjas etarias y niveles socioeducativos sin distinción.

Con esta idea rectora fue que se trabajó en conjunto entre el Observatorio de la Violencia Contra las Mujeres (OVCM) de la provincia del Neuquén y el Observatorio de Políticas Públicas y Sociales (OPPSRN) de la provincia de Río Negro, abocándonos al estudio de la violencia en las relaciones sexo-afectivas de los jóvenes que habitan la provincia de Neuquén.

Se procedió a analizar los datos surgidos a partir de una encuesta realizada por el Programa “Pintó Enamorarse”, durante los años 2018 y 2019, a una población de 853 jóvenes de entre 12 a 23 años, escolarizados/as de nivel secundario que participaron de las jornadas de capacitación y sensibilización en distintas localidades de esa provincia.

En términos generales, pudimos observar la presencia de conductas violentas, tanto físicas, como psicológicas y sexuales en las relaciones sexo-afectivas de estas parejas, advirtiendo con nitidez, la aparición de las diferentes fases del ciclo de la violencia.

En especial los varones, posiblemente no realizaron denuncias debido a que se trataría de situaciones de menor gravedad y/o a la existencia de creencias limitantes basadas en el machismo; a la vez que se apreció que éstos recurrieron a su grupo de amigos en busca de ayuda. Mientras justificaron la violencia, creyendo que los celos son una demostración de amor, interés o cuidado, llegando inclusive a sostener que la violencia en parejas jóvenes no existe.

Este tipo de estudios, basados en la implementación de herramientas y técnicas de data mining nos posibilitan una nueva lectura de esa información que muchas veces se nos escapa, entendiendo que contribuirán abiertamente diseño, desarrollo y evaluación de políticas públicas tendientes a prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, logrando resultados más asertivos al contar con información precisa y confiable.

* Organización no gubernamental, integrada por profesionales de diferentes disciplinas. Contacto Federico Vasches – mail: observatoriodepoliticasrn@gmail.com


Comentarios


Seguí Leyendo

La violencia también se spoilea