Largas filas por masivo cierre de cajeros del BPN

El problema se mantuvo durante todo el fin de semana y se extendió hasta ayer. El banco no informó razones.

Todos a la casa matriz donde sí funcionan las máquinas expendedoras de dinero. Se estima que la decisión de cerrar fue por los recientes robos.

Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- Los problemas para poder extraer dinero de los cajeros del Banco Provincia de Neuquén fueron muchos durante el fin de semana largo y se extendieron hasta ayer en esta capital y en otras localidad sin que oficialmente se sepa a qué se debe esta situación. Las consultas a las diferentes áreas de la entidad bancaria no tuvieron respuestas aunque todo parece indicar que el BPN no deposita en los cajeros por la crisis interna que produjeron los dos suculentos robos provocados por sopleteros, el primero el 12 de septiembre y el restante hace diez días. Durante todo el fin de semana largo fueron escasos los cajeros que funcionaron normalmente en Neuquén. El panorama caótico fue más evidente ayer por la mañana cuando la gente se aglomeró en el cajero de la sede central del Banco Provincia de Neuquén. Esto se debió a que hubo un cierre masivo de los cajeros. En todos, la única explicación fue un cartel indicando:“Cajero fuera de servicio” sin más especificaciones. En la casa matriz del BPN se observaron las filas más largas de gente. Ayer a la mañana, más de 70 personas escarbaban las baldozas en busca de paciencia. Un hombre que se encontraba a punto de hacer una extracción contó: “hace 50 minutos que estoy esperando para sacar plata”. Y una señora a su lado aseguró que “no hay cajeros disponibles en Neuquén, están todos cerrados hace una hora que estamos acá”. La disconformidad de la gente se respiraba en el aire y la necesidad de expresar su enojo era evidente. La situación de crisis tiene como antecedente el robo al cajero del BPN la semana pasada. Fue en el ubicado en la puerta del Consejo de Educación (donde se llevaron 332.000 pesos), y ocho minutos más tarde, el intento fallido de golpe en el que se encuentra en la sede de la Universidad del Comahue. Y esto, a su vez, estuvo precedido por el robo al cajero del barrio Santa Genoveva, el 12 de septiembre. En todos los casos se trató de “sopleteros” y la policía intuye que es la misma banda la que llevó adelante los tres hechos. En este contexto se tomó la decisión de cerrar los cajero de la periferia como método preventivo y dejar habilitados sólo aquellos que no corran alto riesgo. “Río Negro” intentó llegar a la explicación oficial llamando al presidente del BPN Omar Gutiérrez. Su secretaria derivó la llamada a la gerencia de Relaciones Institucionales donde tampoco dieron respuestas. Quedaron en llamar más tarde, algo que no ocurrió.


Comentarios


Largas filas por masivo cierre de cajeros del BPN