Las causas que rozan al poder político duermen en los tribunales de Bariloche

Calle Mitre, irregularidades en la planta modular de líquidos cloacales y aportes truchos en una campaña electoral son algunos de los ejemplos de investigaciones que no prosperan.



Los expedientes de investigaciones al poder político son lentos en Bariloche. Archivo

Los expedientes de investigaciones al poder político son lentos en Bariloche. Archivo

El vértigo que el Ministerio Público Fiscal le imprime a las investigaciones por delitos contra las personas y la propiedad, no es el mismo cuando se trata de avanzar con las causas por presuntos delitos contra la administración pública.

En el caso de Bariloche, las denuncias que se hicieron por presuntas irregularidades en la ejecución de obras públicas o por los presuntos aportes truchos en la campaña de 2015 del intendente Gustavo Gennuso ni siquiera superaron el umbral de la etapa preliminar.

La denuncia por los supuestos aportes para la campaña electoral, que impulsó en 2015 a Gennuso a la Intendencia, se presentó el 11 de septiembre de 2018. El legislador del Frente para la Victoria, Alejandro Ramos Mejía, fue uno de los denunciantes, junto a otros exlegisladores y exconcejales de ese partido.

Lista recibió la denuncia, pero planteó que no era su competencia investigar los hechos denunciados. El juez Juan Martín Arroyo compartió esa postura y declaró la inconcompetencia. Consideró que los hechos denunciados como falsificación de constancias de aportes, aprobación de identidad y origen del dinero aportado, no serían de incumbencia del fuero penal ordinario. Por eso, remitió el expediente al Tribunal Electoral Provincial.

Sin embargo, el Superior Tribunal de Justicia intervino y ordenó en un fallo -que dictó a finales de marzo del año pasado- que Lista tenía competencia para investigar las denuncias.

La sentencia del STJ estuvo en sintonía con el dictamen del Procurador, Jorge Crespo, que había argumentado que era necesario hacer una exhaustiva investigación preliminar “tendiente a dilucidar claramente los hechos acaecidos”.

La denuncia advirtió que varias de las personas que figuraban en el listado de aportantes a la campaña electoral de 2015 de Gennuso, no habían donado dinero para ese propósito. Tras el fallo del STJ, Lista continuó con la causa, pero hasta el momento no se sabe si hubo avances. Lo único que trascendió es que Lista había pedido la audiencia para formular los cargos, pero se desconoce a quiénes pretende acusar y los delitos que quiere aprobar.

La audiencia se había anunciado para finales de noviembre pasado, pero se suspendió por pedido del defensor particular y la Oficina Judicial volvió a programarla para el 17 de febrero.

Ramos Mejía dijo ayer que Lista no le permitió ver ese expediente y lo excluyó de intervenir en esa causa tal como había ocurrido cuando dispuso el archivo de la causa por la obra de la calle Mitre.

Recordó que uno de los principios del Código Procesal Penal es la publicidad. “La realidad es que los hechos tienen que investigarse; lo que no pueden hacer es no investigar”, opinó el legislador provincial, que había denunciado en agosto de 2017 las presuntas irregularidades en la obra de la calle Mitre.

Lista desestimó en julio último esa denuncia porque concluyó que no hubo delito. El fiscal hizo una investigación preliminar, nunca pidió la formulación de cargos.

Ramos Mejía fue en consulta ante el fiscal jefe Martín Lozada, que confirmó la decisión de Lista y el archivo de la causa.

El legislador dijo ayer que tampoco hubo avances con la causa por la denuncia que había presentado en agosto de 2017 por presuntas irregularidades en la obra de la planta compacta modular de esta ciudad.

Esa obra se inauguró en noviembre de 2015 y le costó alrededor de 21 millones de pesos a la provincia. En la denuncia, Ramos Mejía había sostenido que la planta no estaba en funcionamiento y que se hizo con materiales más baratos de los que indicaba el contrato.


Comentarios


Las causas que rozan al poder político duermen en los tribunales de Bariloche