Las clases en el Cpem 46 no empezarán hasta que se garantice la seguridad

La reunión que tuvo lugar en el Consejo Provincial de Educación decidió que las clases no comenzarán hasta que se garanticen las condiciones de seguridad constatadas en un informe. Ya empezaron las acciones para una investigación interna de la empresa constructora adjudicataria UPEFE.

A partir del derrumbe de las máquinas en el Cpem n°46 se realizó una reunión entre autoridades del Consejo Provincial de Educación, representantes de la empresa constructora, de la Unidad Provincial de Financiamiento Externo, el representante de Obras Públicas del Ministerio de Educación y la comunidad educativa.

Estuvieron presentes la directora del establecimiento, los vicedirectores, familias de estudiantes, docentes, la consejera escolar Angélica Lagunas y el secretario general de ATEN capital, Ariel Pino.

La reunión culminó con la decisión de conformar una comisión para realizar un estudio e informe sobre la protección entre la escuela y la cancha de césped sintético ubicada en las inmediaciones.

Además las clases continuarán suspendidas hasta que se presente el informe detallado y se demuestren las garantías de las condiciones de seguridad. Angélica Lagunas solicitó que se realicen simulacros de evacuación para movilizar rápidamente a la comunidad educativa en el caso de que suceda una situación similar.

El 31 de octubre se derrumbó el piso del patio del Cpem n°46, lo que produjo que un camión cisterna y una aplanadora se volcaran sobre la estructura de la escuela. El derrumbe produjo que las máquinas queden con las ruedas hacia arriba.

El colegio fue evacuado inmediatamente porque el camión cisterna estaba cargado con agua y el líquido se derramó por todo el colegio. Además la aplanadora derramó el gasoil que tenía en su interior.

Desde la comunidad estudiantil indican que la situación afectó a los alumnos y que entienden “que no fue un accidente”.

En la reunión señalaron que la empresa constructora de la cancha de césped sintético es Servipet de la UPEFE. La empresa adjudicataria manifestó que la contratación está sujeta a la normativa vigente y el contratista aseguró que tiene conocimiento del suelo. Asimismo la obra está paralizada e irán a la escuela para constatar la integralidad de la utilización de la escuela.

Se iniciaron las actuaciones internas para investigar lo sucedido y buscar a los responsables de lo que, según manifestaron en el comunicado “pudo ser una tragedia”. Respecto a la investigación interna, la vocal gremial del CPE Marisabel Granda, solicitó que se aceleren los plazos.

A su vez la ingeniera Martha Marín certificó, en la reunión, que la estructura de la escuela no está en riesgo, por lo que se descarta un derrumbe del establecimiento. Sin embargo se realizará una nueva evaluación una vez que sean retiradas las máquinas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora