Las exportaciones frutícolas tocan sus mínimos de los últimos 25 años

Los embarques a ultramar alcanzaron, en estos primeros cuatro meses del año las 123.000 toneladas. La cifra refleja una caída interanual del 22%. Se profundiza la crisis en el sector y esto se ve reflejado en los niveles de comercio exterior. Las retenciones desfinancian a la actividad.



Las ventas de frutas hacia ultramar siguen cayendo. (Foto: archivo)

Las exportaciones frutícolas continúan en su pendiente negativa. El cierre de las estadísticas del primer cuatrimestre del año refleja que los embarques de peras y manzanas con destino a los mercados de ultramar totalizaron las 123.455 toneladas. La cifra refleja una caída interanual del orden del 22% y el volumen exportado volvió a mostrar un nuevo y triste récord, tocando sus mínimos de las últimas 25 temporadas.

Los números son alarmantes solo al recordar que en los primeros cuatro meses de 2005 las colocaciones hacia ultramar superaban las 400.000 toneladas. A esta altura del año, la temporada esta casi definida y no hay grandes posibilidades que se modifique esta tendencia comercial.

Un reciente trabajo elaborado por la Terminal Portuaria Patagonia Norte (TPPN) da cuenta de que en este primer cuatrimestre de 2019 las colocaciones de peras llegaron a algo más de 102.000 toneladas, mostrando una caída del 21%. Sobre las manzanas se refleja esta misma tendencia, con un volumen de venta levemente superior a las 20.000 toneladas y un retroceso interanual del orden del 24%.

Las estadísticas se verán mucho más críticas cuando se den a conocer las ventas de peras y manzanas a Brasil, que se desplomaron este año producto del cierre de frontera en febrero por los problemas de carpocapsa.

Las cifras de ventas externas dan cuenta la crítica situación por la que atraviesa la actividad, con pérdida de competitividad y sin niveles de rentabilidad como para poder reinvertir en el sistema.

“Este esquema es insostenible en el corto y mediano plazo. Las empresas tienen poco margen para reaccionar y a esto hay que sumarle la negativa del gobierno nacional a rever la presión de las retenciones sobre nuestras magras exportaciones”, comentó con un alto grado de preocupación un importante empresario del sector que pidió mantenerse en el anonimato.

La manzana sigue perdiendo mercado en el exterior.

La incidencia que está teniendo este tributo sin dudas afecta cualquier renta marginal que pueda lograr la actividad. Según datos brindados por el sector privado las transferencias de recursos desde las empresas y productores a las arcas del Estado Nacional por este tipo de impuesto alcanza los 2.500 millones de pesos anuales. Un importante valor que desfinancia a la actividad teniendo en cuenta que el tributo se paga al embarcarse la caja de fruta mientras que el cobro de esa misma caja en el mercado ingresa a la cuenta de los empresarios entre los 90 días y hasta 180 días después. Varias son las exportadoras que tuvieron que pedir anticipos a sus operadores en destino para poder cancelar las retenciones, ya que las tasas internas hacen inviable la posibilidad de financiarse a través del sistema bancario local.

“Este esquema es insostenible en el corto y mediano plazo. Las empresas tienen poco margen para reaccionar y a esto hay que sumarle la negativa del gobierno nacional a rever la presión de las retenciones sobre nuestras magras exportaciones”

Empresario frutícola regional

Sin rápidos y profundos cambios sobre este escenario, varias serán las empresas que seguirán los pasos de Ecofrut, que ingreso en concurso preventivo días atrás por no poder hacer frente a sus compromisos comerciales y financieros, dejando deudas por más de 450 millones de pesos según declararon sus directivos en el expediente judicial.

Los bancos ya están dando señales al respecto. Muchos están solicitando cancelaciones de préstamos o refinanciación de los ya tomados por períodos más cortos. Por otra parte, es la cadena comercial la que termina de ajustarse en todo este esquema con el riesgo latente que existe de un corte en la cadena de pagos.

Más datos clave

51.118
Fueron las toneladas de frutas que partieron desde la región rumbo al mercado ruso durante este primer cuatrimestre. Representan el 42% del total de las exportaciones hacia ultramar.
15%
Fue lo que cayó, en forma interanual, la exportación de jugos concentrados de peras y manzanas por el puerto de SAO y Bahía Blanca en el período enero-abril 2019. Otra negativa señal.

Comentarios


Las exportaciones frutícolas tocan sus mínimos de los últimos 25 años