Las mujeres ganaron las calles para reclamar por sus derechos

Miles de personas marcharon en las ciudades de la región y del país para pedir el fin de la violencia machista y de la desigualdad de oportunidades.



1
#

Cinco cuadras ocuparon las manifestantes roquenses, que con pancartas y música hicieron sentir su reclamo por las calles. (Foto: ANDRÉS MARIPE )

2
#

Las neuquinas protagonizaron la marcha más multitudinaria.(Foto: matías subat )

3
#

Redoblantes, música y reclamos en la plaza de Viedma. (Foto: pablo leguizamón )

4
#

La lluvia no empañó la movilización de Bariloche.(Foto: marcelo martínez )

5
#

Miles de cipoleños se sumaron a la convocatoria. (Foto: miguel gambera )

Neuquén, Junín de los Andes, Allen, Roca, Valle Medio, Viedma, Chos Malal, Cipolletti. A las 18, en cada ciudad de la región y del país, las mujeres –y algunos hombres también– se unieron para reclamar más que para celebrar. El 8M no fue un día de la mujer más (aunque la Legislatura de Mendoza les haya regalado tratamientos anticelulitis a las empleadas y diputadas).

En Buenos Aires, una multitud se concentró en Plaza de Mayo tras marchar desde el Congreso.

En la región, la marcha más multitudinaria fue la de Neuquén. Una extensa procesión de mujeres –fueron más de diez mil personas– pidió por sus derechos, el fin de la violencia, la legalización del aborto y la igualdad de género en los trabajos. Caminaron más de 20 cuadras pasaron frente a Amicci, y Casa de Gobierno. El grito más fuerte fue “vivas nos queremos” y exigía el fin de los femicidios.

La marcha comenzó en el monumento a San Martín, llegó hasta la Ruta 22 y volvió por la Avenida. Al pasar por la Iglesia, se encontraron con el frente vallado y siete policías que velaban por la pulcritud de las paredes.

Al frente iban las mujeres de La Revuelta, empuñando escobas de paja con las leyendas “el machismo mata, abusa y viola”, “ser mujer no debe ser un peligro”, y tantos más.

Después de más de dos horas de marcha, Noelia Pucci, le ponía música a la jornada.

Cipolletti y Roca, sumaron miles de manifestantes que se desplazaron por las calles de ambas ciudades. La marcha en Cipolletti, “la capital de los femicidios” como la rebautizaron las organizaciones de mujeres, sumó exigencias puntuales: el pedido al gobierno provincial y a la Legislatura para que desafueren al legislador Rubén López, acusado de abuso sexual agravado y al Concejo Deliberante para que declare la emergencia por violencia machista.

Además, recordaron a todas las mujeres asesinadas en esta ciudad y que este año se conmemorarán los 20 años del triple crimen de las hermanas María Emilia y Paula González y su amiga Verónica Villar. Tenían 24, 17 y 22 años.

En Roca, la problemática laboral fue uno de los temas de reclamo. La multitudinaria marcha pasó por Canal 10y siguió hasta la Catedral, donde varias mujeres vestidas de albañil, electricista y policía protestaron en contra de la iglesia católica.

Bariloche fue testigo de una numerosa concentración: unas 700 mujeres volvieron a tomar las calles. Ni siquiera la fuerte lluvia hizo que mermara la cantidad de asistentes. Hubo pedidos de justicia por los casos de Ruth Sagaut, Natalia Báez y Micaela Bravo.

En Viedma, donde la lluvia también amenazó con empañar la mañana, hubo intervenciones, y marchas. Por la tarde la plaza San Martín se colmó de colores, pancartas, redoblantes, niños, mujeres y hombres.

En San Martín de los Andes, un centenar de mujeres y hombres marcharon bajo una intensa lluvia y en Junín de los Andes se realizó una concentración en la plaza San Martín, donde se realizó una radio abierta. Centenares de mujeres se movilizaron también en Choele Choel y Luis Beltrán, Río Colorado, La Adela, y en Allen

El 8M no fue un día más.

“Marcho por las que no tienen voz,
por las que no se animan a denunciar
y por las que ya no están más”.

Marcela Mourensa, de 45 años, Junín de los Andes.

Datos

“Marcho por las que no tienen voz,
por las que no se animan a denunciar
y por las que ya no están más”.

Comentarios


Las mujeres ganaron las calles para reclamar por sus derechos