Las opciones para disfrutar de la nieve estas vacaciones de invierno en Bariloche

La nieve es la estrella del invierno en Bariloche y las propuestas para disfrutarla son múltiples, desde las tablas de esquí y snowboard, pasando por la técnica del esquí nórdico, los trineos, las donas, las caminatas con raquetas, los paseos en cuatriciclos con orugas o simplemente jugar arrojando bolas y creando muñecos en algún plano.


Raquetas, una experiencia de montaña real


“Una experiencia de montaña real” se vivirá este invierno en el refugio Jakob. Con las raquetas calzadas en los pies, a paso lento, Sebastián Cardozo guiará a quienes se animen a este desafío de caminar los 18 kilómetros hasta el refugio y vivir dos días en el medio de la nieve.

Desde que modernizó sus instalaciones en 2018, tras un devastador incendio del refugio original, el Jakob suma experiencias para quienes lo visiten. “La propuesta es hacer una salida de tres días, con una actividad para alguien que nunca caminó con raquetas como para los que tienen experiencia”, contó Sebastián, que ya tiene previstas las salidas grupales en dos fechas cada mes, a partir del fin de semana del 9 de julio.

La salida arranca en el Tambo de Baez, donde comienza la picada para llegar al Jakob. Con una charla técnica previa y pruebas de rigor, comenzará la caminata que en algunos tramos puede no requerir el uso de raquetas, ya sea por la falta de nieve o por las condiciones del sendero que suele hacerse angosto en algunos tramos. Son 18 kilómetros en total y se estima que demandará entre 7 y 8 horas, yendo tranquilos.

Tras pasar la primera noche en el refugio, que ofrece comida y pernocte, al otro día la aventura será en los alrededores, con caminatas sobre la laguna que da nombre al refugio, que seguramente estará congelada y tapada de nieve, y un ascenso a una cumbre, si las condiciones del tiempo lo permiten. La opción más viable es llegar a la cima del cerro Cella, que exigirá entre 4 y 5 horas de caminata con raquetas y luego por una huella donde se forma una especie de escalera natural.

La caminata con raquetas que propone el refugio Jakob tiene salidas pautadas para todo el invierno. Foto: Gentileza

“Las raquetas son cómodas, livianas y se puede caminar en pendiente”, destacó Sebastián que se propone que todos los que participen se lleven un conocimiento básico de cómo armar un itinerario para disfrutar del entorno del parque nacional Nahuel Huapi.

Los precios de esta experiencia se definen cuando se conforma el grupo, que no será de más de 10 o 12 personas. El pernocte en el refugio tiene un valor de 2.000 pesos la noche y la opción de tener media pensión (con desayuno, cena y pernocte) por 4.800 pesos.

Por los protocolos definidos por la pandemia, el refugio, que cuenta con sanitarios en el interior y habitaciones individuales, tiene un aforo limitado y no se permite el uso de la cocina.


Una aventura sobre ruedas


Los cuatriciclos adaptados con orugas para traccionar en la nieve se transforman cada invierno en una aventura especial para disfrutar del manto blanco de una manera diferente.

En el complejo de Ski Nórdico, en el cerro Otto, se espera que las condiciones de este invierno permitan repetir la llamada “noche nórdica”, uno de los atractivos donde se puede realizar un circuito en el bosque completamente nevado en cuatriciclos 4x4, biplazas, equipados con orugas.

Los cuatriciclos con orugas están en el Centro de Ski Nórdico de Cerro Otto. Foto Archivo

El paseo de poco menos de una hora recorre senderos y miradores para contemplar el paisaje, pero la mayor adrenalina la genera conducir tu propia aventura.

Para montarse en cuatriciclos y motos de nieve, también se puede optar por un paseo a La Cueva del cerro Catedral, una travesía por un bosque de lengas que durante 7 kilómetros ofrece paisajes increíbles hasta llegar a la cabaña, ubicada a 1.400 metros de altura.

Con el inicio de la temporada de nieve y si las condiciones lo permiten, habrá salidas en varios horarios del día y también opciones de noche con cena.


Alpino, nórdico y snowboard


Sobre tablas hay varias opciones. Bariloche cuenta con 120 kilómetros de pistas de esquí y snowboard en el cerro Catedral, el mayor centro de esquí de Latinoamérica, pero también hay pistas de esquí nórdico, una modalidad poco habitual que se practica generalmente en Ushuaia.

Para el esquí alpino, el convencional por estas latitudes, las pistas se multiplican con todos los niveles de dificultad. Por eso en Catedral puede esquiar toda la familia, desde los que no tienen ninguna experiencia y se calzan por primera vez los esquíes para dar sus primeros pasos en la nieve, pasando por lo que buscan perfeccionar la técnica cada vez que pueden, hasta los jóvenes experimentados en saltos y otras destrezas.

. De las tablas a jugar con la nieve, hay opciones para todos. Foto: Archivo / Alfredo Leiva

En total son unas 60 pistas y caminos para recorrer y progresar en la práctica del esquí, y un abanico de 34 medios de elevación desde cintas, medios de arrastre, telesillas dobles, triples, cuádruples y hasta séxtuples, y cabinas.

Para los aventureros y amantes del freestyle, hay un circuito especial en el snow park de Catedral a unos 1.800 metros de altura, con 5 hectáreas de saltos y obstáculos, distribuidos en cuatro niveles, desde principiantes hasta expertos.

Para los principiantes también en el complejo Piedras Blancas del cerro Otto hay pistas para dar los primeros pasos en la nieve.

Para la modalidad de esquí nórdico, Catedral tiene una pista especial de 2,5 kilómetros en el área intermedia de la montaña sobre la ladera Sur. Pero más específico existe un complejo en el cerro Otto dedicado exclusivamente al esquí de fondo o nórdico, con 10 kilómetros de pistas trazadas en el medio del bosque a casi 1.300 metros de altura.

Para el esquí, en todas sus modalidades, todavía se espera una definición de apertura de pistas por lo que no hay tarifas disponibles hasta el momento, excepto la preventa de pases flexibles de Catedral.


Velocidad y diversión en trineo


El trineo es sinónimo de diversión y en Bariloche hay varias opciones con pistas para deslizarse, tomar velocidad y disfrutar de la nieve de otra manera.

En el Teleférico Cerro la opción de trineo es integral, combinada con el ascenso en la góndola desde la base ubicada en el Kilómetro 5 de la Avenida de los Pioneros y el traslado desde el final de la pista al punto de partida en el Funicular de la Cumbre, un medio único en Bariloche que se asimila a un vagón de tren en lo alto de la montaña.

Teleférico del Cerro Otto, un clásico. Foto: Gentileza Cerro Otto.

Las pistas de este complejo tienen un sector especial para los más chicos y un extenso circuito para los niños más grandes y adultos.

También sobre esta montaña, pero en la ladera por la que se asciende en vehículo desde el Kilómetro 1, el complejo Piedras Blancas tienen 3.000 metros de pistas de trineos. Esta actividad es su principal atractivo con varios tramos y distintos niveles de dificultad para ponerse a prueba.


Las donas, una opción para los más chicos


Los gomones que se deslizan por cintas colocadas en la nieve o sobre pistas nevadas con pendientes, forman una opción especial para los más chicos o para divertirse en familia.

En el cerro Catedral esta actividad se ofrece en el Play Park de la base, donde las donas se deslizan a través de unos toboganes y se puede volver al punto de partida sin realizar ningún esfuerzo, de pie y llevando la dona, por las magic carpet.

El snow tubing en Piedras Blancas, el parque de nieve del cerro Otto, es una actividad para toda la familia. Foto archivo: Alfredo Leiva

En el complejo de nieve Piedras Blancas, en el cerro Otto, esta propuesta se llama snow tubing y tiene una pista única de más de 1.000 metros y siete curvas para sentir la adrenalina.

Para llegar al punto de partida, en el medio de la montaña, se asciende en la telesilla que sale desde la base. El ingreso a esta actividad tiene seis ascensos.


Tarifas


Cerro Catedral:

Flexi pass (para días no consecutivos) x 3 días: $ 12.120 adultos/ $ 10.060 menores.

*no tiene aún definido el tarifario diario de temporada.

Teleférico Cerro Otto:

Ascenso en gódola: $ 1.600 adultos/ $ 1.100 menores

Trineos: $ 800 (tres descensos)

Piedras Blancas:

Trineo: $ 3.500 adultos/ $ 2.500 menores (con 6 ascensos en telesilla)

Snow Tubing: $ 2.000 (precio único)

Ski Nórdico: no publica tarifas por el momento.


Comentarios


Las opciones para disfrutar de la nieve estas vacaciones de invierno en Bariloche