Las pastas son buenas, pero la onda de María hace la diferencia



#

Es un rincón especial de Melipal el que conforma el minicentro comercial de Lonquimay y Limay. Y en ese conjunto de locales, María Bagnasco le pone onda a su pequeña pero sumamente coqueta sucursal de Al Puro Huevo.

Desde el principio la franquicia de Melipal mostró la diferencia. Decoración original, calidez en la atención, diversidad de oferta más allá del espacio acotado y la posibilidad de disfrutar de una charla de lo más agradable.

En temporada los turistas se acercan, especialmente los de los complejos de departamentos y cabañas de esa zona, pero lo de María es la atención de residentes. ¿Qué es lo que tiene más demanda?Los sorrentinos de muzarela y jamón, pero las pastas gourmet de salmón o trucha no se quedan atrás.


Comentarios


Las pastas son buenas, pero la onda de María hace la diferencia