“Licencia para masacres”




DAMASCO (AFP).- El emisario de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, estimó que Damasco “desacató” las resoluciones de la ONU al usar artillería pesada en Tremisa, cerca de Hama (centro), y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, denunció “una escandalosa escalada” y afirmó que un fracaso del Consejo de Seguridad en presionar al presidente sirio Bashar al Assad implicaría “una licencia para nuevas masacres”. Es “imperativo” que el Consejo de Seguridad de la ONU presione para que el plan de paz sea aplicado y que “envíe un mensaje a todos advirtiendo que habrá consecuencias si no se respeta” el plan, insistió Annan. La nueva matanza se produce en medio de un bloqueo diplomático. La elaboración de una resolución sigue empantanada por el desacuerdo entre las potencias occidentales, que amenazan a Damasco con sanciones, y Rusia, principal apoyo del régimen de Bashar al Assad. Los 15 miembros del Consejo de Seguridad, se reunieron ayer para seguir negociando dos textos, uno presentado por las potencias occidentales que amenaza a Damasco con sanciones si la artillería pesada no es retirada y otro de Moscú que no evoca esta posibilidad.


Comentarios


“Licencia para masacres”