Literatura de acá: "Estado de latencia", un texto de Sebastián González



El texto pertenece a la plaqueta Spaghetti Western, editada en 2018. Sebastián González también es autor de "Yashin" , (Espacio Hudson, 2019), un particular libro de poemas que oscila con los límites del género para entrar y salir de la prosa.


Cuándo y de qué manera va a erupcionar un volcán
es algo que se desconoce; sólo aproximaciones, hipótesis
basadas en la intensidad y la frecuencia

Un poeta patagónico hablando del metadiscurso
y del metalenguaje de la poesía patagónica,
repitiendo hasta el infinito la palabra “debate”

Los volcanes son enormes
y dan miedo.
Imagino que estar cerca de una explosión
te debe congelar la médula, te deben temblar
las rodillas. Un poeta patagónico
hablando sin parar del metadiscurso
y del metalenguaje de la poesía patagónica,
reclamando un compromiso con la palabra,
con la palabra “palabra”

Un poco de sudor frío,
el estado de latencia

La metáfora del volcán y de la lava
extendiéndose en depresión
como si fuesen raíces, el ojo humano
asomándose al cráter
y el sonido roto
de la palabra “cráter”

A veces un poeta es un infierno para sí mismo.
Las explosiones y las formas de la ceniza,
lo que está ahí, a punto de ser

Un volcán habla del origen, del calor del núcleo
y de la roca fundida como éxtasis.
Un volcán es un elemento del miedo, una vulva soberbia,
el centro mismo de todo lo que se menea

Una formación rocosa es una formación rocosa. Un poeta es un despliegue de posibilidades asustado por la complejidad de la permanencia

Diferencias entre un volcán y un poeta:
A un volcán no le interesa la opinión que tengan sobre él, no necesita amor; está tan seguro de sí mismo que soporta perfectamente su condición. No siente angustia, no está obsesionado con nada, no tiene ningún tipo de trastorno emocional… A ver: un volcán expulsa roca fundida que viene directamente del centro de la tierra. Punto

Un poeta patagónico cuestiona su propio miedo a no parecer un poeta patagónico, al misterio de la pertenencia forzada a una idea que se tiene de sí mismo, que él tiene de sí mismo, mientras trata por todos los medios de pasar la prueba de la soledad absoluta

Un volcán en plena erupción equilibra intereses,
es justicia poética

Un poeta patagónico hablando del desierto, del desierto hablado
por otro poeta patagónico hablando del desierto,
volviéndose ambos objetos de análisis, reflexiones
sobre el ejercicio teórico y la contradicción,
la viscosidad de la materia

Esas nubes oscuras que bajan por la ladera después de una erupción
viajan a 160 km/hora y tienen una temperatura media de 100 grados.
Se llaman “flujos piroclásticos”. Por donde pasan no queda nada.
Repito: nada


Comentarios


Literatura de acá: "Estado de latencia", un texto de Sebastián González