Llegaron dos nuevos (y simpáticos) amigos al ecoparque Bubalcó

El ecoparque sumó dos ejemplares de caballos Falabella. De baja estatura, sorprenden por su belleza y sobre todo por su carácter amigable y cariñoso. Los horarios de visitas para aprovechar los últimos días de vacaciones y conocer a los pequeños nuevos habitantes.

De cara a los últimos días de vacaciones, y con jornadas de temperaturas agradables por delante, hay varias actividades que asoman como una buena alternativa para las familias. Dentro de este abanico de posibilidades, un recorrido por el ecoparque Bubalcó parece ser una propuesta imperdible.


Es que desde este lunes, Bubalcó sumó dos nuevos animales a las más de 100 especies que habitan en su predio. Se trata de los caballos Falabella, una raza “miniatura” creada en Argentina, más precisamente al sur de Buenos Aires.

“Los caballos llegaron el lunes, y ya están en uno de los establos expuestos”, comentó Guillermo Gorsky, veterinario de Bubalcó. Al mismo tiempo, agregó que se trata de “dos ejemplares, un macho y una hembra. Tienen un nombre en origen, pero todavía no sabemos si lo van a conservar o serán rebautizados”. El macho, blanco, tiene apenas 8 meses; mientras que la hembra, de color negro, tiene 1 año y 7 meses.

Esta especie de caballos debe su nombre a la familia Falabella, quienes dirigen el principal centro de cría desde el siglo XIX. Su creador -y criador original- fue Julio César Falabella.

¿Cómo fue el origen? Tras varios años de cruza y selección, se logró obtener caballos caracterizados por su estatura menor a 1 metro, con un peso promedio de 75 kilos. Es considerado “caballo miniatura” y no poni, básicamente porque presenta características morfológicas propias de los caballos. Además se los considera animales de compañía.

La belleza de los dos ejemplares. El macho, a la derecha, tiene 8 meses; mientras que la hembra tiene 1 año y 7 meses.


“Falabella es una raza nacional. Son criados aquí. Hay distintos tipos de caballo que se han ido seleccionando, y eran cada vez más chicos. Los creadores están aquí. Se emparenta bastante al poni Shetland, que es escocés, y es uno de los orígenes de la raza. Pero la realidad es que son argentinos y la característica diferencial es el tamaño”, comentó Gorsky, que aseguró que a veces es difícil seguir la linea genealógica de estas especies a lo largo del tiempo.

A diferencia de otros caballos miniatura, el Falabella no requiere ninguna manipulación a lo largo de su gestación y crecimiento para lograr su reducido tamaño.

Al mismo tiempo, su rusticidad natural le garantiza la supervivencia incluso en severas condiciones climáticas. Su estabilidad genética es lo que ha establecido la característica de la raza, y ha logrado el reconocimiento internacional.

“Son mucho más chicos, una de las cuestiones es que conservan gran parte de la morfología de un caballo normal, pero es todo más reducido. Tienen una altura de menos de un metro, llegan a la cintura”, explicó el veterinario.

Comparten características morfológicas con otras razas y ejemplares de caballos.


Respecto al trato, Gorski aseguró que “son muy amigables y extremadamente dóciles, pero no tienen contacto directo con el público, sobre todo por una cuestión de la cantidad de gente que puede acercarse al establo”.

Los Falabella se caracterizan por tener un pelo largo y suave con cola y crin muy abundantes, al tiempo que presentan una cabeza de perfil recto.

Por otra parte, tienen orejas pequeñas bien separadas y ojos grandes y expresivos. Su cuerpo es robusto, y las extremidades son delgadas y fuertes. Son consideradas en todo el mundo como la raza más pequeña de caballos existente, e incluso son ganadores del Récord Guiness.

“Sanitariamente y nutricionalmente, los cuidados son iguales a cualquier otro caballo, no hay particularidades salvo el tamaño. El estándar sanitario del Senasa aplica para ellos al igual que para otros caballos”, cerró Gorsky.


Los visitantes de Bubalcó podrán disfrutar de estos dos nuevos ejemplares, cariñosos y amigables, en cualquiera de las visitas que realicen al predio ubicado en la Isla 19, en Contralmirante Guerrico.

Para llegar, hay que transitar por la Ruta 22 y salir en el kilómetro 1194. Luego continuar por una ruta interna que tiene un único camino y algunas bifurcaciones, pero la cartelería los irá guiando hasta llegar al ecoparque.

Allí podrán recorrer durante 3 horas (o quedarse) el predio de 34 hectáreas, con más de 700 animales y 100 especies diferentes. Y ahora, además, disfrutar de los dos hermosos caballos Falabella.


Horarios, precios, promociones y recorridos



 El parque abre todos los días, menos los martes; de 10 a 16hs se puede comprar el ticket e ingresar; y hasta las 18hs se puede permanecer. Vale recordar que bajo ningún punto está permitido el ingreso al parque luego de las 16.

 Las entradas generales tienen un costo de $1.300. Para jubilados y menores (entre 4 y 12 años) tienen un valor de $975, mientras que menore s de 4 años ingresan gratis.

 Hay tres tipos de descuentos grupales. En el Grupo I, 2 entradas generales y 2 de menores cuestan $3.640; en el Grupo II (2 generales y 3 menores) $4.420 y en el Grupo III (6 generales) $6.470.

 Para el pago, además de efectivo, se aceptan tarjetas Visa, Maestro, Mastercard, Naranja, Cabal/Actual, Faro, Coopeplus, Huilen. El pase anual vale $4.500.

 Por información o consultas, pueden ingresar en la web www.bubalco.com, llamar al 298-4278467 o vía redes sociales: Facebook: Bubalcó; Instagram: bubalcopatagonia.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Llegaron dos nuevos (y simpáticos) amigos al ecoparque Bubalcó