Llegó a la Justicia el cruce por las multas

El concejal Francisco Baggio presentó su versión ante la fiscalía. El funcionario apuntado, Fernando Palladino, se puso a disposición de la investigación. Para el edil existe una maniobra familiar para beneficiarse de las sanciones por estacionamiento medido.



Más de 6.800 propietarios de vehículos fueron notificados a través de dos edictos publicados en el Boletín Oficial de la provincia.  Foto: Archivo Matías Subat

Más de 6.800 propietarios de vehículos fueron notificados a través de dos edictos publicados en el Boletín Oficial de la provincia. Foto: Archivo Matías Subat

El 3 de mayo se llevará a cabo una audiencia judicial en la que se ventilarán las polémicas sumas cobradas debido a las multas por el estacionamiento medido .

Más de 6.800 infractores de la empresa adjudicataria del servicio SAEM fueron notificados a través de dos edictos. Y los que no conocieron su condición de morosos recibieron el embargo por la multa y los honorarios de un estudio jurídico.

Después de una semana de acusaciones mutuas y réplicas entre el concejal Francisco Baggio (UNE) y el subsecretario de Transporte y Tránsito de la ciudad, Fernando Palladino, finalmente los dichos llegaron al fuero penal.

El lunes Palladino se presentó en la fiscalía para vindicar su nombre como funcionario público y pedir que se lo investigue por los dichos de Baggio.

El miércoles, Baggio efectivizó la denuncia en la fiscalía y se reunió con el fiscal jefe, Pablo Vignaroli.

“Le expliqué con lujo de detalles cómo fue la maniobra y las pruebas que me acercaron las personas afectadas”, dijo el concejal.

Sostengo mi denuncia con evidencias y los dichos de los damnificados que no fueron notificados antes del embargo

Francisco Baggio, concejal de UNE, bloque de Frente Neuquino.

Agregó que Vignaroli le adelantó que Palladino había planteado su versión “y me indicaron que se iba a unificar mi denuncia y su planteo para que se lo investigue. Yo sostengo con evidencia y los dichos de los damnificados, espero que me notifiquen para reafirmarlo”, dijo.

El mecanismo denunciado

Baggio insistió que el mecanismo de cobro compulsivo fue una “maniobra familiar” urdida para lograr fondos con destino político y puso a la cabeza de ese accionar a Palladino.

Describió que un sobrino del funcionario es el encargado de rechazar los descargos de los infractores y que su yerno integraba el estudio jurídico que realiza las ejecuciones judiciales. “Estamos a disposición de lo que defina la fiscalía, ojalá que rápidamente se empiece a investigar”, dijo el concejal.

Palladino acusó de mentiroso a Baggio y acudió a la justicia para exponer su versión.

“Es indistinto qué fiscal lleve adelante el esto, lo bueno será que se investigue a fondo”, insistió el edil del FN.

Agregó que esperaba que la fiscalía “tome los recaudos” y medidas para evitar que “la municipalidad reconstruya o manipule documentación que está unilateralmente en sus manos. Porque aquí el fondo de la cosa es que publicaron edictos masivos para salvar una falta de notificación. No sea que aparezcan cédulas rechazadas”, finalizó .


Comentarios


Llegó a la Justicia el cruce por las multas